Empresas y finanzas

La segunda juventud del SMS: es el canal que más crece y el que tiene más visibilidad

  • Los usuarios leen el 98% de los mensajes, más que Twitter o el email

Desde que se mandó el primer SMS de la historia en 1992, se han enviado millones de ellos por todo el mundo. Esta herramienta de mensajería se creía derrotada por el surgimiento de aplicaciones móviles, como WhatsApp, que aprovechan la conexión a Internet para realizar el mismo servicio sin coste alguno. Sin embargo, puede decirse que los SMS sólo han cambiado de uso, puesto que han pasado de ser una vía de comunicación personal a convertirse en un importante método de mensajería empresarial.

Los usuarios leen el 98% de los SMS, una proporción visiblemente mayor si lo comparamos con las comunicaciones vía Twitter -donde sólo se lee el 29% de los mensajes- o por correo electrónico -que tiene un porcentaje de mensajes leídos del 20%, en cuanto a información empresarial se refiere-, según datos publicados por el operador en servicios transaccionales Worldline.

Por este motivo, desde la plataforma de marketing digital Xopik afirman que, actualmente, "el canal móvil es el de mayor crecimiento mundial y así lo certifican tanto Google -que penaliza aquellas páginas no optimizadas para visionado móvil-, como Facebook y las principales consultoras y escuelas de negocio". Por ello, añaden que "toda empresa que quiera tener continuidad debe definir una estrategia para este canal".

Pero el SMS no sólo se utiliza por el porcentaje de mensajes que se lee, sino que es el único sistema capaz de llegar al 77% de la población mundial, con un tiempo de respuesta de 90 segundos, frente a los dos días y medio que tarda el email. Así, se considera que este método tradicional de mensajería es más seguro que cualquier otro en el que intervenga Internet, debido a que utiliza protocolos mucho más sólidos.

Según Xopik, el uso de un canal de comunicación u otro depende de la cantidad de información que una empresa comparta con sus clientes: "Si tiene muchos contenidos, las redes sociales son una vía interesante. Aquellas que no son capaces de generar tanto contenido o no pueden sostenerlo en el tiempo, no conseguirán atraer a seguidores, por lo que un canal más directo como el SMS les puede resultar de mayor utilidad".

Tal y como cuenta la plataforma dedicada al email y SMS profesional Trendoo, este tipo de comunicación es una buena forma de acceder al cliente, debido a "su uso extendido y lo directos, eficaces, instantáneos, rápidos, sencillos, seguros, masivos, universales y personales que son los mensajes".

El fucionamiento de las plataformas de este patrón es muy rápido y simple, ya que "las listas de contactos -números de móviles- se cargan en la página y el sistema efectúa un control automático de información duplicada. La agenda de contactos permite importar un número ilimitado de teléfonos y crear infinitos grupos para organizarlos".

Además, añaden desde Trendoo, "para cada contacto es posible especificar hasta 11 datos personales -nombre, apellido, numero de teléfono, email, ciudad, dirección y género, entre otros-, por lo que resulta sencillo segmentar y perfilar los destinatarios según estos datos personales".

Sin embargo, "el límite más grande es el de no poder transmitir imágenes o vídeos, problema que se puede solucionar, en parte, insertando en los SMS enlaces a paginas web o landing page" -página a la que se accede al pinchar en un enlace, un banner o un anuncio de texto- concluyen desde la plataforma.

Peso en el presupuesto

A pesar de la existencia de diferentes plataformas que permiten realizar campañas de "SMS interactivos", se sigue considerando que "el SMS es un formato un poco pobre que, aunque sigue moviendo bastante presupuesto en comunicaciones, provoca rechazo por el hecho de identificarlo con algo tan personal como un número de teléfono", cuenta el director de comunicación de Adglow, Javier Galilea, y añade que "parece que invade la privacidad más intensamente que cuando aparece un anuncio en un portal de Internet en el que se accede como observador pero no se participa".

En todo caso, "las redes sociales están dentro del conjunto de planificacion publicitaria que utiliza un anunciante, aunque puede que no interese siempre jugárselo todo a estas plataformas", concluye Galilea, por lo que la mejor estrategia conllevaría utilizar los diversos canales en conjunto, para asegurarse la presencia y la pemanencia junto al cliente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin