Empresas y finanzas

Indra implanta su tecnología en los principales centros de control europeos

  • Lidera una solución común contra la fragmentación del cielo en la UE

Indra, una de las principales empresas globales de consultoría y tecnología, implantará los sistemas de nueva generación que gestionarán el tráfico aéreo de Alemania y Holanda. La compañía cerró el pasado mes de octubre acuerdos con los proveedores de servicios de navegación de estos dos países para modernizar sus centros de control.

El proyecto se enmarca dentro de la denominada alianza iTEC que mantienen los responsables de gestionar el cielo de siete países europeos. El objetivo que buscan es que el tráfico en el continente sea más fluido gracias al uso de una solución común. Además de Alemania, este club está integrado por los proveedores de servicios de navegación de España, Reino Unido, Holanda, Polonia, Lituania y Noruega. Indra actúa como socio tecnológico de todos ellos,responsabili- zándose del desarrollo del sistema iTEC.

De este modo, la tecnología de Indra será la que se emplee en solo cinco años en los principales centros de control aéreo del continente, aquellos que tienen bajo su responsabilidad el control del espacio aéreo más complejo y con más tráfico. De esta forma, si la canciller alemana Angela Merkel resumía hace años el trabajo que Indra estaba llevando a cabo en su país diciendo que "el cielo alemán es español", dentro de muy poco se podrá decir que la mayor parte del tráfico aéreo en Europa se gestiona con sistemas de Indra.

¿Pero por qué se está abordando la modernización de los centros de control en el continente? La respuesta hay que buscarla en el constante aumento del tráfico aéreo que se registra año a año y en el hecho de que en Europa su gestión se encuentre muy fragmentada.

Como informan desde Indra, si no se toman medidas se corre el riesgo de que el tráfico termine por colapsarse. "Por esta razón, hay en marcha una carrera para modernizar completamente la forma en que se vuela".

Si las aeronaves siguen ahora rutas fijas a modo de autopistas del cielo, que no siempre recorren el trayecto más corto entre dos puntos, en poco tiempo los pilotos podrán negociar la ruta que más les convenga. Esto supondrá que emplearán trayectos más cortos, consumiendo menos combustible y generando menos emisiones de CO2. Todo ello aportará importantes ahorros de costes, mayor puntualidad y un aumento de capacidad para gestionar un mayor volumen de tráfico aéreo.

En este sentido, iTEC es uno de los primeros sistemas que ha logrado hacer realidad este reto en Europa. Para lograrlo, la solución es capaz de calcular con antelación dónde se encontrará la aeronave en cada momento, con un margen de error de solo unos segundos, incluso antes del despegue.

El sistema iTEC es capaz además de detectar conflictos entre rutas y ofrecer alternativas, mejorando la planificación del tráfico.

Liderazgo global

Indra se ha adelantado con el desarrollo de esta avanzada tecnología a sus competidores. Esto ha sido posible gracias a su apuesta por la innovación, materia a la que en los últimos cinco años ha destinado una inversión de más de 1.000 millones de euros. Gracias a esta apuesta Indra se ha convertido en uno de los líderes mundiales del mercado de tráfico aéreo. Y es que la compañía ha implantado sus sistemas en más de 4.000 instalaciones en 160 países.

Si en sus inicios la exportación de los sistemas de la compañía comenzó por Latinoamérica, destino habitual de las empresas españolas, hoy sus sistemas también se emplean en Australia, Asia, Oriente Medio o África.

Algunos hitos importantes en esta expansión han sido por ejemplo el despliegue en China de la red de radares que vigila el tráfico en el 60 por ciento del cielo del gigante asiático, así como la implantación de sus sistemas en dos centros de control de este mismo país, los de Chengdu y Xian, que ordenan el tráfico en un área de 4,2 millones de km2, espacio equivalente a ocho veces el territorio de nuestro país.

La compañía española además ha ido reforzando su cartera de soluciones -gracias, en parte, a la compra de pequeñas empresas internacionales-, pasando de ser una empresa especializada en sistemas de automatización de la gestión del tráfico aéreo y vigilancia radar a cubrir con su tecnología todas las fases de vuelo de una aeronave. Así, a día de hoy, los sistemas de Indra ofrecen soporte desde que un avión comienza a moverse por la plataforma de vuelo en el aeropuerto hasta que llega a su destino.

Todo ello, además, la compañía lo ha conseguido en un sector en el que solo las principales empresas tecnológicas del mundo son capaces de competir.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0