Empresas y finanzas

Colonial pondrá en el mercado 54.900 m2 de nuevas oficinas tras una inversión de 165 millones

  • Levanta tres nuevos inmuebles en las zonas prime de Madrid y Barcelona
Lobby de Discovery Building

Colonial se ha movido rápida y audaz por el mercado de oficinas de Madrid, donde sacará a comercialización 21.860 metros cuadrados de nueva planta y también en Barcelona, con otros 24.000 metros cuadrados. Para competir con los otros grandes patrimonialistas del país, la compañía invertirá 165 millones de euros en tres nuevos proyectos, que además se diferencian del resto al tratarse de inmuebles completamente nuevos.

El grupo que preside Juan José Bruguera adquirió el año pasado dos edificios en Madrid por 30 millones de euros cada uno. Se trata de Estébanez Claderón 3-5 y de Príncipe de Vergara 112. En el primer caso, este edificio iba a ser reconvertido en viviendas de lujo por parte de sus anteriores propietarios, sin embargo, Colonial lo compró en mayo del año pasado, "a un precio muy bueno", para tirarlo abajo y levantar un nuevo edificio de oficinas con las mejores calidades técnicas y de diseño.

"Cada vez es más complicado encontrar oportunidades como estas", asegura Albert Alcober, director de negocios de Colonial. La escasez de producto en las dos grandes ciudades es evidente y además la normativa no suele favorecer los proyectos de cambio de uso, ya que por lo general cuando esto sucede se pierde algo de edificabilidad, lo que penaliza la rentabilidad del proyecto. Este no ha sido el caso de Estébanez Calderón 3-5, que ha podido mantener la edificabilidad.

Su comercialización corre a cargo de JLL y CBRE. "El precio al que aspiramos vender el metros cuadrado rondará entre los 28 y 30 euros", explica el directivo, que asegura que pueden ser altamente competitivos.

Solo en el centro financiero de Madrid, saldrán al mercado unos 100.000 metros cuadrados de oficinas prime que acaban de ser reformadas. En este sentido Alcober, considera que "habrá clientes para todos, porque la demanda es muy elevada", pero habrá que ver si todos tienen el mismo éxito en la comercialización.

El proyecto de Estébanez Calderón, bautizado como Discovery Building "comporta una gran novedad en el mercado de oficinas de Madrid. Es una nueva construcción en pleno centro de negocios, algo muy poco habitual y que lo convierte en un edificio único, con las mejores características y toda la innovación en la zona de mayor demanda de la ciudad", explica Alcober.

Este tipo de proyecto, en los que se da la compra de un inmueble para derruirlo y levantar uno totalmente nuevo, son los que resultan ahora mismo más beneficiosos para las promotoras. "Antes se necesitaba mucho tiempo y mucho dinero para derribar un inmueble, sin embargo, con las nuevas técnicas que aplicamos, la repercusión que obtenemos es la misma que si hubiéramos rehabilitado el inmueble", explica el directivo.

Gracias a iniciar desde los cimientos este inmueble, el grupo patrimonialista, que ha trabajado de la mano del Estudio Lamela, ha podido aplicar un diseño novedoso en el mismo, ya que cuenta con plantas flexibles y diáfanas de 1.000 metros cuadrados. "Son diáfanas de verdad", destaca Alcober. Así, la concepción de "Discovery Building" permitirá una ocupación máxima de una persona cada 7m2 , "ratio excepcional en el mercado de oficinas actual".

Esta proporción se alcanza gracias a la escasez de pilares y a la ausencia de núcleo central de ascensores que permiten abrir plantas diáfanas con mejor aprovechamiento del espacio. Esta efectividad se traduce en un ahorro de cerca del 30% de los costes de alquiler al incrementarse notablemente el ratio de ocupabilidad, respecto al estándar de mercado.

El edificio, que tendrá calificación LEED Gold, cuenta con 101 plazas de aparcamiento, vestuarios equipados, espacios para bicicletas, una gran terraza con zona ajardinada y de descanso y sistemas de climatización eficiente, flexible y óptima (VRV), características que lo convierten en el espacio ideal de trabajo

El inmueble, que "está siendo muy bien recibido por parte de los usuarios", está preparado para funcionar como multinquilino y al mismo tiempo acoger la sede de cualquier empresa con 5.000 metros cuadrados, ya que tendrían su propio acceso.

También en Madrid, Colonial trabaja en el desarrollo de un nuevo inmueble en Príncipe de Vergara, 112. En enero se iniciaron las obras de demolición de este nuevo de edificio que verá la luz tras unas obras que durarán previsiblemente dos años y que están presupuestadas en 15 millones de euros.

"El nuevo edificio ofrecerá un total de 11.400m2 de superficie sobre rasante, repartidos en plantas que permitirán obtener una elevada eficiencia de espacios así como la certificación energética Leed Gold", explica la patrimonialista

Oficinas en 22@

Colonial también está desarrollando un nuevo inmueble de oficinas en Barcelona en la calle Ciutat de Granada, en el distrito 22@. Se trata de un proyecto emblemático en la zona más prime de este área, con finalización prevista para 2018. En este caso el importe final de la inversión se sitúa en 77 millones de euros.

Ubicado al lado de la plaza de las Glòries y adyacente a la Avenida Diagonal, contará con plantas diáfanas de 1.800 m², en un total de 24.000 m² distribuidos en 17 plantas de altura, con acabados y especificaciones técnicas de alta calidad y sostenibilidad.

"Diseñado por Batlle & Roig Parc Glòries es un proyecto destinado a convertirse en un emblema de la ciudad y será uno de los primeros edificios de oficinas con la categoría LEED Platinum de Barcelona", según explica la compañía.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin