Empresas y finanzas

Iberdrola invertirá 700 millones en México en cuatro plantas renovables

  • Galán acomete la primera gran incursión en centrales fotovoltaicas

Iberdrola ha lanzado una inversión histórica en México. La eléctrica destinará 700 millones de euros a la construcción de cuatro plantas de energías renovables en el país, lo que supone la mayor inversión realizada jamás por la compañía en este sector en Latinoamérica y sin necesidad de recibir ningun tipo de ayudas públicas.

La eléctrica presidida por Ignacio Galán refuerza así su apuesta por las energías verdes tras haber logrado los permisos necesarios para la construcción durante los próximos dos años de un total de 600 MW de potencia que le permitirán reforzarse como la mayor eléctrica privada del país.

Iberdrola ha logrado ya el visto bueno del Gobierno de Enrique Peña Nieto a la instalación de 325 MW eólicos en los estados de Puebla y Guanajuato y de 275 MW fotovoltaicos en los de San Luis de Potosí y Sonora.

Los parques eólicos a desarrollar serán los de Pier, de 220 MW de capacidad y ubicado en el estado de Puebla, que será la siguiente fase del proyecto actualmente en operación de Pier II, y Santiago Eólico, de 105 MW, situado en Guanajuato. Está previsto que la entrada en funcionamiento de ambas instalaciones se produzca en 2019.

Fotovoltaica a gran escala

La eléctrica además, tal y como ya adelantó elEconomista este pasado mes de agosto, realizará también una importante apuesta por la energía fotovoltaica en el país.

Iberdrola construirá una central de energía solar fotovoltaica en Hermosillo, de 105 MW, que estará ubicada en el Estado de Sonora, y la de Santiago, de 170 MW, en San Luís de Potosí. Se espera que ambas puedan estar operativas a finales del año 2018.

Ambas plantas solares destinarán su suministro a clientes privados como Cementos Apasco, Comercializadora Pepsico México, Pirelli Neumáticos, y Gamesa, entre otras empresas.

Estas instalaciones van a suponer la primera incursión de Iberdrola en el ámbito de la energía fotovoltaica a gran escala, lo que supone su primer verdadero ensayo para un posterior desembarco en esta tecnología en otros países.

Iberdrola desarrolla estos cuatro proyectos en el marco de contratos a largo plazo (PPA) con clientes industriales privados, como los mencionados anteriormente, a los que la empresa suministrará la electricidad generada y los Certificados de Energía Limpia asociados a estas instalaciones de energía verde.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, ha mostrado su satisfacción, señalando que, "gracias a estas nuevas instalaciones de energías renovables, no solo continuaremos afianzando nuestra posición de liderazgo en el ámbito de la generación de electricidad en México, país clave para Iberdrola, sino que lo haremos mediante la puesta en marcha de tecnologías limpias, parques eólicos y plantas fotovoltaicas, ratificando una vez más nuestro firme compromiso de luchar contra el cambio climático".

Hito renovable

Con la puesta en marcha de estos parques y plantas, Iberdrola tendrá una potencia mediante tecnologías renovables en México de cerca de 1.000 MW.

La empresa ya dispone en este país de 366 MW eólicos repartidos entre los parques de La Ventosa (102 MW), La Venta III (102 MW), Bii Nee Stipa (26 MW), Pier II (66 MW) y Dos Arbolitos (70 MW).

Iberdrola promueve en México proyectos de generación de electricidad que suman un total de 3.200 MW. En concreto, construye además de estos 600 MW de renovables, otras cuatro nuevas plantas de ciclo combinado (Baja California III, Dulces Nombres V, Escobedo y Topolobampo II) y tres cogeneraciones (Ramos Arizpe, San Juan del Río y Altamira).

La compañía dispone ya de siete plantas térmicas de generación y cinco parques eólicos en funcionamiento, capaces de dar servicio a una población de alrededor de 20 millones de mexicanos.

Tres de estos proyectos, que suman una potencia de 650 megavatios, estarán operativos a finales de este mismo año. Se trata de la central de ciclo combinado de Baja California III, de 300 MW, para la Comisión Federal de Electricidad con un contrato a 25 años; una cogeneración de 50 MW que está en la fase final de puesta en marcha y una nueva unidad de ciclo combinado en la central de Dulces Nombres en Monterrey, de 300 MW, para clientes privados. El resto de megavatios previstos en construcción hasta alcanzar los 2.600 MW se pondrán en funcionamiento durante los próximos dos años.

Iberdrola está presente desde hace más de 15 años en México, país en el que, de forma ininterrumpida, ha ido incrementando sus inversiones y actividades hasta consolidarse como el mayor productor de electricidad privado.

En la actualidad, dispone allí de una capacidad instalada de casi 5.400 MW. La compañía prevé invertir hasta 5.000 millones de dólares en el país hasta 2020.

La energía eléctrica producida en México por Iberdrola durante en el primer semestre de 2016 ascendió a 18.541 GWh, el 26 por ciento de la generada por el Grupo en todo el mundo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin