Empresas y finanzas

El fondo Pai Partners negocia la compra del gigante español de geriátricos

  • La operación rondaría los 500 millones de euros, incluyendo deuda
Una residencia de ancianos de Sarquavitae en Leganés. Foto: Elisa Senra.

El grupo Sarquavitae, la principal compañía de residencias de ancianos y centros de día en España, da un paso más para cerrar su venta. El fondo británico Palamon y la familia Gallardo -actuales propietarios con un 48% y un 18%, respectivamente- están negociando en exclusiva el traspaso de propiedad con el fondo de capital privado Pai Partners, tal y como han explicado fuentes del mercado a elEconomista. Esta operación, una de las más esperadas por el sector, está valorada en unos 500 millones de euros.

El proceso se ha acelerado en el último mes, pero no está previsto que la operación se cierre hasta después de verano. El fallecimiento hace unos días de Higinio Raventós -empresario del cava catalán, fundador y propietario minoritario del grupo Sarquavitae-, podría retrasar la transacción a la espera de la decisión que tomen sus herederos. De hecho, hace unos meses se produjo un desencuentro entre algunos accionistas mayoritarios y Raventós por la visión de futuro de la empresa.

Diferentes planes

Mientras este último quería seguir engordando la compañía, aprovechando el gran número de operaciones de venta de geriátricos que se están produciendo en el mercado -sin ir más lejos, participaron en el proceso de Grupo Amma, las residencias de Caixabank, pero quedaron fuera por el precio- y dar el salto al parqué en un par de años para rentabilizar la inversión, los Gallardo y Palamon querían aprovechar el boom para hacer caja con la desinversión.

Para ello, contrataron a la firma PJT Partners como asesores de la operación, tal y como adelantó este diario el pasado mes de junio. Esta compañía de asesoramiento, dirigida por Borja Arteaga -exBlack-stone-, fue encargada de elaborar el cuaderno de venta.

Los Gallardo son una conocida familia española en el campo de la sanidad, ya que son propietarios de la farmacéutica Almirall y de los hospitales privados Vithas. Fue en el año 2009 cuando entraron en el capital del, por aquel entonces, Grupo Sar, a través de su vehículo de inversión G Square junto al fondo de capital privado Palamon. Sería un año más tarde cuando se harían con Quavitae -las residencias de Bankia y Mapfre- por unos 70 millones de euros, conformando el actual grupo Sarquavitae. Un 5% del capital permanece todavía en manos del equipo directivo.

La intención de Pai de hacerse con el gigante español de los geriátricos confirma su interés en este negocio, apenas un año después de comprar Geriatros al fondo Magnum Capital, en una operación valorada en más de 300 millones de euros. Al igual que Sarquavitae, Pai ha participado en varios procesos como en el del grupo Amma, en el que quedó finalista.

No obstante, Pai daría un paso más en su estrategia por dominar el sector con la compra del gigante español de residencias de ancianos, ya que éste sí tiene presencia en los ámbitos de atención domiciliaria y teleasistencia, a través de su filial SAR Domus.

Además, el objetivo de Raventós de engordar el grupo se materializó en diversas compras, como la de Novaire (Sacova Centros Residenciales) a OHL durante el pasado verano, en una operación que fue asesorada por KPMG, GBS y Baker & Mckenzie.

De hecho, durante los siete primeros meses de este año ha cerrado un par de operaciones. La primera se remonta al mes de abril con la compra de la Clínica Bellavista, mediante la cual entraron en el negocio de la salud mental -en esta área, Pai está presente a través de Casta Salud, propiedad de Geriatros-.

La segunda fue anunciada a finales del pasado mes cuando Sarquavitae se hizo con la residencia de personas mayores Inmaculada Concepción Puente-Genil (Córdoba). De esta forma, el gigante geriátrico español ya cuenta con 109 centros residenciales y de día, con una oferta total de 14.546 plazas.

La posible unión de Sarquavitae y Geriatros crearía un inmenso conglomerado de residencias de ancianos, que contaría con más de 20.000 plazas, una plantilla de más 15.500 empleados y una facturación que rondaría los 400 millones de euros.

Más de 1.000 millones

El envejecimiento progresivo de la población, unido a la alta rentabilidad de este tipo de negocios, ha provocado que desde julio del pasado año se hayan cerrado operaciones de venta de geriátricos por valor de 740 millones de euros. Cuando se complete la venta de Sarquavitae el boom de las residencias de ancianos habrá movido unos 1.240 millones de euros desde julio de 2015.

Esta cifra podría aumentar antes de que acabe el año si el fondo Portobello decide finalmente poner a la venta de forma oficial -han recibido varias ofertas que canalizan a través de AZ Capital- su negocio geriátrico: Vitalia.

No obstante, se observa un cambio de tendencia en cuanto a los propietarios de estos negocios. Mientras que los bancos han decidido desinvertir en estos activos para obtener ingresos extraordinarios (Novacaixagalicia tenía Geriatros, Quavitae era de Bankia y Mapfre, Sanyres estaba en manos de BBVA y Amma pertenecía a Caixabank), los nuevos interesados son los fondos de capital privado, que buscan la consolidación del sector, como Bridgepoint o Permira, entre otros.

Finalmente, sólo Pai ha conseguido ponerse por delante de industriales como los franceses Orpea y Maisons de Famille -que han comprado Sanyres y Amma, respectivamente- o el belga Armonea, nuevo dueño de Geroresidencias.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Angomol
A Favor
En Contra

Mala señal si los buitres se pelean, es que hay demasiado viejo suelto.

Puntuación 1
#1