Empresas y finanzas

El Ayuntamiento de Sabadell expedienta a Ikea, Conforama y Leroy Merlin por eludir impuestos

  • Las compañías tributaban como si fueran un pequeño comercio
  • Dejaron sin aportar a las arcas públicas un total de 1,4 millones

El Ayuntamiento de Sabadell ha expedientado a las multinacionales Ikea, Conforama y Leroy Merlin por eludir tributos al calificar los Impuestos de Actividades Económicas (IAE) con otro epígrafe.

Así lo ha explicado el concejal de Nueva Economía y Servicios Centrales del Ayuntamiento de Sabadell, Albert Boada, que ha detallado que la firma sueca ha dejado de aportar a las arcas públicas 1.021.781 euros, la marca francesa 346.835 euros y Leroy Merlin 87.327.

Ha señalado que se han eludido mediante una "tributación como si fueran un pequeño comercio y no dentro de una actividad de gran superficie", lo que comportó la apertura de un expediente para comprobar los metros cuadrados, que tampoco estaban declarados en su totalidad, ha subrayado el edil.

Expendiente

Asimismo, se ha reclamado la liquidación correcta de impuestos desde 2012 hasta la fecha, "porque los últimos cuatro años son el período administrativo legal que se puede girar", ha explicado Boada, y precisamente fue el año que se instaló la compañía nórdica en la capital del Vallès Occidental.

El inicio de los expedientes fue en junio de 2014, durante 2015 se realizaron todos los trámites y verificaciones y desde abril de 2016 se cerraron para empezar "el proceso de liquidaciones", ha subrayado Boada que en este sentido ha confirmado el pago de estas cifras pero no los intereses de demora -63.223 euros en el caso de Ikea, 24.726 Conforama y 6.278 Leroy Merlin-.

No ha descartado que Ikea presente un contencioso administrativo "discutiendo la interpretación que hace la Agencia Tributaria Municipal, entendiendo que ha de tributar como gran superficie", y ha mencionado que en la localidad vecina de Sant Quirze del Vallès (Barcelona) se produjo un hecho similar con Alcampo y se falló a favor de los intereses municipales.

Plan de control

Boada ha dicho que esta reclamación local tiene su origen en el plan de control tributario que se hace anualmente y que "ha tocado la revisión de impuestos municipales de mayor volumen", aunque ha recordado que sobre Ikea hay una denuncia de la Comisión Europea por tributación fraudulenta y por tener dinero en paraísos fiscales.

El edil lo ha atribuido a una "praxis de la empresa, con asesores fiscales y jurídicos que les proponen unas formas de tributación", y ha evitado apuntar hacia el anterior Gobierno municipal debido a que no consta ningún tipo de acuerdo entre la compañía y consistorio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0