Empresas y finanzas

Las nuevas líneas de AVE disparan en 5.720 millones la deuda de Adif

  • El pasivo toca los 15.015 millones y para 2016 se aprueban 1.500 millones más

Adif Alta Velocidad está cerca de cerrar el año 2016 como una de las empresas públicas más endeudadas del Estado. Los últimos presupuestos generales aprobados por el Gobierno elevaron en 1.500 millones de euros el techo de deuda a largo plazo de la constructora de infraestructuras ferroviarias, lo que le llevará a terminar el ejercicio con un pasivo a largo plazo máximo de 15.800 millones de euros, tal como informó la empresa a este diario, una cifra que se eleva hasta los 17.900 millones si se incluye la deuda a corto plazo y el pasivo aprobado para Adif en 2016 (unos 757,68 millones).

Estas cifras incluyen la partida "otros pasivos financieros" que, según explica Adif, "no son un pasivo realmente exigible, ya que la partida se irá traspasando a patrimonio neto a medida que se realicen las obras".

En este sentido, si se elimina esa partida, la deuda a largo plazo con entidades de crédito y obligaciones de Adif Alta Velocidad en 2015 suma los 13.983 millones y el pasivo a corto plazo es de 489,1 millones de euros.

En total, Adif Alta Velocidad ha cerrado 2015 con una deuda con entidades de crédito de 14.467 millones, un 3,5% más que en 2014 y más de 50 veces ebitda (la firma ésta en números rojos). Si se suma la deuda con la que cerró Adif (534 millones), ésta alcanza los 15.015 millones.

Los niveles de endeudamiento con los trabaja actualmente el administrador ferroviario y su hermana superan con creces los registrados a cierre de 2011, cuando Adif, que todavía no se había dividido en dos, sumó una deuda con entidades de crédito a largo plazo de 9.075 millones y a corto plazo de 220.4 millones, lo que implica que la deuda de Adif y Adif Alta Velocidad se ha disparado un 61,5% o en 5.720 millones durante el Gobierno de Mariano Rajoy, sin incluir este ejercicio en funciones, cuando las nuevas licitaciones del AVE han caído un 85% y se ha aprobado elevar el techo de deuda de la compañía.

Así, de cara a 2016 los planes de la empresa pasan por volver a tirar de deuda para acometer las inauguraciones previstas para este año sin tener que elevar su presupuesto. Una estrategia que el Ejecutivo puso en marcha en 2012, cuando empezó a aumentar el endeudamiento de la compañía mientras rebajaba hasta en un 92% la aportación del Estado, según el Tribunal de Cuentas.

Así, entre 2011 y 2013, el endeudamiento bancario de Adif, incluyendo Alta Velocidad, se incrementó en 3.500 millones de euros, mientras las aportaciones del Estado apenas llegaron a los 1.318 millones. En total, las dos Adif registraron una deuda de 12.561 millones de euros a diciembre de 2013 (9.362 millones en créditos con el Banco Europeo de Inversiones -BEI- y 3.198 millones con otras entidades de crédito).

Tras este primer alza, el Ejecutivo ha ido elevando año a año el techo de endeudamiento con entidades financieras y hasta llegó a aprobar la emisión de bonos en el mercado realizando una primera colocación de 1.000 millones en mayo de 2014. En enero de 2015 acudió de nuevo al mercado con otra emisión de deuda por 1.000 millones y en septiembre cerró otra por 600 millones. Tras estas dos emisiones, Adif Alta Velocidad ha cerrado 2015 una deuda a largo plazo de 13.998 millones y una deuda a corto de 497 millones o un pasivo de 15.133 millones si se incluye la partida de "otros pasivos financieros".

El monto está por debajo del techo de 17.085 millones aprobado en diciembre de 2014, cuando el Ejecutivo autorizó un incremento neto del endeudamiento del administrador de 2.624 millones. "El crecimiento de la deuda de Adif Alta Velocidad se debe a la necesidad de financiar la construcción de nuevas infraestructuras. A pesar del alza registrado en este periodo, ambas entidades financiaban un 26% de su inmovilizado material mediante endeudamiento bancario y emisiones", explica Adif.

'Maquillar' el alza del déficit

El pasado 31 de diciembre de 2013, el gestor público de las infraestructuras ferroviarias se separó en dos empresas (Adif y Adif-Alta Velocidad) con el objetivo de que la deuda de la compañía no compute en el déficit del Estado. El Gobierno ideó este sistema para sanear las cuentas y hacer frente a la nueva normativa europea mientras mantenía el plan de expansión de la red de Alta Velocidad y cumplía con las promesas electorales.

Aun así, el Ejecutivo no ha conseguido cumplir con los objetivos de déficit. Esta medida permitió que, a partir de 2012, el ritmo de construcción de la infraestructura ferroviaria volviera a aumentar tras el frenazo por la crisis y en los últimos cuatro años han entrado en servicio 619 kilómetros de nueva construcción y seis líneas como la conexión entre Barcelona y la frontera francesa o la que une Albacete y Alicante.

De cara al futuro, las actuaciones de Adif se concentran en poner en marcha diez nuevas conexiones que suman 1.200 kilómetros y en realizar los proyectos sobre otros 3.900 kilómetros de obra nueva.

A pesar del recorte de 598 millones al presupuesto de Fomento aprobado por el Consejo de Ministros, Adif ha asegurado que las transferencias para gastos corrientes (mantenimiento y administración) están blindados mientras que las inversión en construcción de nuevas infraestructuras de altas prestaciones se financian con subvenciones europeas, préstamos financieros y emisiones "por lo que no deberían afectar al desarrollo de los proyectos en marcha". Aun así, en los últimos 14 meses no se han puesto en marcha obras ya adjudicadas como el tramo entre Pulpí y Cuevas del Almanzora.

Aunque el administrador ferroviario afirma que su actividad está orientada a la obtención de mayores ingresos propios para mejorar su sostenibilidad, varias voces han alertado de los riesgos de que Adif se siga endeudando y han asegurado que "nunca se va a recuperar" la inversión realizada hasta la fecha en el AVE. Un estudio de Fedea y la Universidad de Canarias publicado en 2015 aseguró que "en ningún caso los ingresos netos de operación de los corredores ya existentes compensan el importe invertido en la construcción de la infraestructura".

En esta línea, el Tribunal de Cuentas ha cuestionado la solvencia financiera del AVE y aseguró que no era "sostenible con el actual modelo de endeudamiento". Por su parte, S&P recomendó al nuevo gobierno, que estudie "la rentabilidad de construir más kilómetros de Alta Velocidad", dado que el país ya cuenta con la segunda red de AVE más extensa del mundo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum9

Usuario validado en elEconomista.es
Ivano
A Favor
En Contra

Yo hace años que no viajo entren ya que coincide sospechosamente el precio de un billete con lo q te cuesta el mismo trayecto en coche. Logicamente si tenemos que ir en familia, la opcion ferroviaria esta descartada.

Esto antes era al reves ya que el tren era la forma en q los ciudadanos viajaban, ya q al ser de todos lo usabamos todos. Ahora es de todos pero solo lo pueden usar algunos. Si el AVE fuese deficitario pero permitiese a todos los ciudadanos viajar, me pareceria justificado en bien de la comunidad, pero ser deficitario para q algunos puedan viajar tranquilos, eso ya me parece injusto.

Puntuación 28
#1
dani
A Favor
En Contra

Mientras haya AVE por construir, habrá dinerito fresco para los amigotes. A falta de inmobiliaria buenos son AVES ruinosos. Total, ya lo pagamos nosotros.

Puntuación 20
#2
Español
A Favor
En Contra

Suma y sigue, por que no cortan este despilfarro los políticos (todos) esta sangría?

Puntuación 14
#3
Ramón
A Favor
En Contra

Que poco cuesta despilfarrar en obras faraónicas cuando no pagas. Al final los españoles tienen lo que se merecen, un país con la población empobrecida a base de machacarlos a impuestos. En el Gas Chapuza CASTOR, en electricidad Chapuza renovables, en transportes Chapuza AVES, en Banca Chapuza Cajas (Bankia, Caixa Cataluña, Liberbank,...)

En TODOS los sectores donde se meten los políticos españoles acaban en gran Chapuza, y los españoles siguen apostando por lo público. Ver para creer

Puntuación 14
#4
pepe ciudadano
A Favor
En Contra

Venga con los titulares falsos, más madera, es la guerra de la intoxicación informativa. Manipulemos a los ciudadanos que se tragan todo lo que les echemos y así, controlando la opinión pública controlaremos la sociedad.

Pero vamos a ver...lo que sería noticia por increible es que ADIF ganara dinero y Renfe lo perdiera.

Cómo no va a tener pérdidas ADIF si es la gestora de infraestructuras, mientras Renfe es la gestora de los servicios...

Es como si Telefónica hace la instalación de las líneas y el mantenimiento de toda la infraestructura del país... y luego una división de la misma empresa es la que factura a los clientes.

Si ADIF no puede fijarlos precios de conservación de infraestructuras porque los regula el gobierno y los de la explotación se los lleva Renfe... pues ya me dirán...Si encima ocurre algún accidente que obliga a inversiones brutales en seguridad y el presupuesto que llega desde el gobierno es el mismo, que alguien me explique cómo se hace eso...

Puntuación 0
#5
CHUCHI
A Favor
En Contra

Mantenella y no enmendalla, una prueba más que el chiringuito partidario, montado durante tantos años, continua más o menos con los mismos razonamientos con los que han llegado a este punto y nos han arruinado.

Pero al hilo de la noticia, ayer se decía que ADIF y RENFE están en la Meca construyendo un AVE que después gestionarán y donde ya han aparecido los primeros problemas. Aparte que se trata de un consorcio con otras empresas privadas, lo que para nosotros los contribuyentes es un motivo más de intranquilidad, confirma que la aventura y el río revuelto son nuestras señas de identidad.

Puntuación 1
#6
Gat catala
A Favor
En Contra

Y tambien es culpa de los catalanes ?

Puntuación -3
#7
Usuario validado en Facebook
Legna Hcsob
A Favor
En Contra

Hace ya muchos años que con una simple calculadora de sumas restas multiplicaciones se veía que el AVE no podía ser nunca rentable. Cualquier administrador de una empresa que estuviera con esos números estaría en la cárcel. Aquí a pagar todos los billetes de los ricos que son a los únicos a quienes les sale a cuenta tomar el AVE.

Puntuación 6
#8
Nomiento
A Favor
En Contra

Ya lo he dicho muchas veces que el Ave es un dispatare para este pais. Una red de Autovias y Autopistas es mas barata para todo pais que haga calculos, Sino por que lo descartan muchos?. Estamos subvencionando con dinero publico los billetes del Ave. Si se repercutiera en los billetes el coste real de explotacion no cogia el Ave ni cristo. Tengo 55 años y estoy seguro de vere lineas de Ave oxidadas en desuso en poco tiempo.

Puntuación 3
#9