Empresas y finanzas

Colonial gana un 63,8% menos y neutraliza el efecto de Asentia

La inmobiliaria Colonial ha cerrado el primer semestre del año con unas ganancias de 202 millones de euros, un 63,8% menos que en el mismo período del año pasado, cuando la compañía se apuntó unas ganancias de 559 gracias a la desconsolidación de Asentia, su banco malo.

En un comunicado, Colonial ha asegurado que el beneficio neto recurrente del primer semestre, es decir, las ganancias generadas por la actividad ordinaria de la inmobiliaria, fueron de 11 millones en el primer semestre, un 39,24% más que en los seis primeros meses de 2014.

Si en el primer semestre del año anterior las cuentas de Colonial incluyeron un impacto positivo extraordinario de 704 millones por Asentia, en este semestre las cuentas han recogido la revalorización en 348 millones de los activos de la compañía. Colonial asegura que el valor de sus activos ha aumentado un 21% en doce meses.

El negocio de Colonial consiste básicamente en adquirir edificios en zonas de primer nivel de Barcelona, Madrid y París, y en rehabilitarlos para ponerlos en alquiler y percibir así una renta, y la gran mayoría de sus activos se destinan al alquiler de oficinas.

En cuanto a los ingresos de la inmobiliaria, cuyo primer accionista es el Grupo Villar Mir, con un 24% del accionariado, la inmobiliaria ingresó en estos seis meses 111 millones, un 6% más.

En lo que va de año, Colonial ha invertido 165 millones en adquisiciones de edificios, entre ellos tres inmuebles en el centro de Madrid y uno en el centro de París.

Como prueba de la buena marcha del negocio, Colonial apunta que en los seis primeros meses del año ha formalizado contratos de alquiler por 107.692 metros cuadrados, un volumen que corresponde al 100% de los contratos firmados en todo el año pasado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0