Empresas y finanzas

MásMóvil confía en cerrar la compra de los activos de Orange en agosto

  • Están valorados en unos 400 millones de euros

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, confía en poder cerrar en agosto, o a más tardar en septiembre, la compra de los activos sobrantes de la unión entre Orange y Jazztel, una operación tras la cual daría el salto al mercado continuo en un plazo de doce meses.

Bruselas aprobó la integración de las dos operadoras con condiciones, entre ellas la cesión de 720.000 unidades inmobiliarias (viviendas y locales) conectadas a fibra óptica y dar acceso mayorista a la red ADSL de Jazztel, unos activos por los que también mostró interés Yoigo, que recientemente se ha retirado de la puja.

"Para nosotros, estos activos son muy interesantes porque nos permiten tener la misma infraestructura prácticamente que un operador tradicional", ha afirmado en declaraciones a Efe Spenger, quien ha recalcado la intención de la compañía de convertirse en la cuarta operadora de España.

Spenger ha asegurado desconocer si hay más compañías interesadas en esos activos y ha subrayado que, en todo caso, un fondo no sería el candidato ideal, pues el comprador debe ser "industrial" y tener presencia en toda España.

Cotizando en el MAB

MásMóvil, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), cuenta con red de cobre en toda España y los 720.000 hogares conectados en fibra suponen una buena base de partida para alguien "dispuesto a invertir más y nosotros lo estamos", ya sea vía compras o mediante el despliegue de infraestructuras propias.

Además, la compañía, que ya trabaja conjuntamente con Orange, ha comenzado a desplegar su red propia de fibra en Aragón, a lo que habría que sumar su oferta móvil LTE-4G. "Es lo que yo llamo fibra sin cables y con la que estamos presentes en las principales ciudades de España", ha explicado Spenger

En este sentido, ha apuntado, cobra especial relevancia la regulación de la fibra de Telefónica que finalmente establezca la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) y que obligará a la operadora a abrir su red salvo en las grandes ciudades.

La incógnita que debe resolverse es cuál será el precio de acceso, ha subrayado Spenger, quien advierte de que, si se quiere que haya competencia "de verdad" sobre la red de fibra existente, "las condiciones económicas tienen que ser favorables".

Según fuentes del mercado consultadas por Efe, el valor a precio de "coste" de los activos de Jazztel que están sobre la mesa ronda los 400 millones de euros.

Preguntado sobre cómo financiarán su posible compra, ha destacado que la compañía cuenta con una base de accionistas "muy sólida y estable" y que tienen mucho interés en apoyar el crecimiento de MásMóvil, que triplicara su facturación en los próximos años.

"En el pasado reciente, cuando les hemos pedido recursos para un proyecto específico no nos lo han negado", ha indicado.

MásMóvil tiene previsto dar el salto al mercado continuo, "no tanto para levantar fondos a corto plazo como porque consideramos que es la evolución natural de una compañía con un crecimiento muy fuerte", ha explicado.

El cambio de mercado tendrá lugar en los próximos doce meses y permitirá ganar visibilidad a la operadora, ha apuntado Spenger, quien ha añadido que, en todo caso, la operación se llevaría a cabo una vez cerrada la compra de activos.

Respecto a las operaciones corporativas protagonizado por las compañías de cable del norte de España -Euskaltel, R y Telecable- Spenger ha asegurado que no afecta "de forma directa" a los planes de la compañía porque no tienen impacto nacional.

MásMóvil, que factura unos 160 millones de euros y está participada mayoritariamente por fondos, es actualmente la mayor empresa del MAB, con una capitalización de 263 millones y una revalorización del 85% en lo que va de año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin