Empresas y finanzas

Di Rocco de la Federación Italiana de Ciclismo, molesto con la UCI por el caso Astana

Por Julien Pretot

PARÍS (Reuters) - El presidente de la Federación Italiana de Ciclismo ha expresado su preocupación respecto a la gestión de la Unión Ciclista Internacional desde la llegada de su nuevo presidente, Brian Cookson, a tenor de su actuación en el caso Astana.

En una carta enviada el 27 de marzo, de la que Reuters ha obtenido una copia, Renato Di Rocco preguntó por qué Cookson no consultó al comité de gestión antes de pedir a la Comisión de Licencias que retirase el permiso al equipo kazajo por los recientes escándalos de dopaje.

"En todos los casos mencionados (Juegos Olímpicos, ciclismo femenino) nosotros, como miembros del comité de gestión, hemos estado directamente involucrados", escribió Di Rocco. "En cualquier caso, en lo que respecta a la petición a la Comisión de Licencias no se siguió este procedimiento".

"El 27 de febrero sólo recibimos una nota de prensa que nos informaba de que la UCI había solicitado la retirada de la licencia World Tour del equipo Astana".

El Astana, que tiene entre sus filas al campeón italiano del Tour de Francia Vincenzo Nibali, espera saber en dos semanas si conservará o no su permiso.

El equipo kazajo tuvo hasta el 20 de marzo para enviar todos los documentos para su defensa y planear el envío de una delegación para pronunciarse en una audiencia de la Comisión de Licencias que tendrá lugar el jueves en Suiza.

En el grupo que representará al equipo estarán incluidos miembros de la federación kazaja, directores deportivos, corredores y el director médico del equipo.

La UCI dijo el mes pasado que quería que la Comisión retirase la licencia al equipo.

Sólo se le concedió un permiso para correr en 2015 de forma preliminar, mientras se aclaraba la investigación.

La UCI, sin embargo, publicó un comunicado el 27 de febrero en el que decía que quería que le retirasen la licencia al Astana, después de haber recibido un informe exhaustivo del equipo llevado a cabo por el Instituto de Ciencias Deportivas de la Universidad de Lausana.

"Siempre hemos sostenido que la Comisión de Licencias es, y debe ser, autónoma e independiente ¿Por qué no actúa independientemente la Comisión en este caso?", concluyó Di Rocco en su carta.

La licencia World Tour garantiza a su portador la participación en las principales carreras de la temporada, incluyendo el Tour de Francia, la clásica París-Roubaix y el Giro de Italia.

Varios corredores del Astana no superaron las pruebas antidopaje de la pasada temporada. La UCI le concedió al equipo una licencia bajo la condición de que se sometiese a un examen por parte de un organismo independiente.

Si finalmente la Comisión retira la licencia al equipo, podrían llevar el caso hasta el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin