Empresas y finanzas

La gran banca pierde 15.300 millones con sus inmobiliarias en cuatro años

El inmobiliario sigue siendo aún el principal problema para el sector financiero a pesar de la recuperación del sector. La gran banca perdió el año pasado otros 3.027 millones con sus mayores compañías promotoras, que aglutinan el grueso de los activos adjudicados por el impago de los créditos.

Banco Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Popular y Bankinter han sufrido ya números rojos superiores a los 15.300 millones en los últimos cuatro ejercicios con sus grandes inmobiliarias, tras el resultados cosechado en 2014.

El ritmo de pérdidas, sin embargo, se está reduciendo gracias a la estabilización de los precios, después de haberse producido una caída de un 40 por ciento de media, y la mayor comercialización de pisos e, incluso, suelo, además de por las provisiones ya realizadas, principalmente en 2012, cuando el Gobierno exigió elevar las coberturas sustancialmente ante las dudas de los mercados sobre el estado real del balance del sistema.

Así, el agujero de estas compañías se ha rebajado un 36 por ciento con respecto a 2013 y un 45 por ciento con respecto a 2012, pero sigue siendo un 43 por ciento superior al cosechado en 2011.

La inmobiliaria de Caixabank, BuildingCenter, es la que más pérdidas registró en 2014, según los datos publicados por las entidades. En concreto, su resultado fue de 1.280 millones negativos. El grupo catalán tuvo que sanear con 1.900 millones su balance a mediados de ejercicio con un inyección de capital para equilibrar su balance. En sólo dos años, sus números rojos alcanzan los 3.000 millones.

Impacto decreciente

Precisamente, el grupo catalán es el menos optimista sobre la situación del ladrillo en nuestro país. Su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, auguró a finales de enero que el inmobiliario "seguirá impactando de manera significativa" en sus cuentas durante el presente ejercicio y el siguiente. Eso, sí, matizó que lo hará de forma decreciente.

La promotora que menos deterioro presenta es Canvives, del Popular, con pérdidas de 52 millones. Esta sociedad procede del Pastor, entidad que se integró en el grupo preside Ángel Ron. El agujero de esta filial se ha reducido en dos años en un 91 por ciento después del saneamiento realizado. El Popular cuenta con otra gran inmobiliaria en su cartera, Aliseda, que le provocó un quebranto adicional el año pasado de 146 millones.

El Popular, según sus máximos responsables, logró desprenderse de inmuebles a un precio ligeramente por encima de su valor en libros, después de aplicar las provisiones, y duplicó el volumen de las ventas, hasta ingresar 1.500 millones de euros.

El banco que preside Ángel Ron confía en elevar este ejercicio un 33 por ciento la comercialización de los inmuebles para ir reduciendo de forma progresiva este tipo de activos. Fue la última entidad que puso en marcha una política agresiva de precios e intensa para mermar los pisos y suelo.

La promotora del Santander es una de las que menos pérdidas sumó el ejercicio pasado. Tan sólo 119 millones. En cuatro años, el agujero de esta compañía asciende a 1.788 millones.

El Santander, al igual que el Popular y Caixabank, se apoya en fondos para potenciar la comercialización de inmuebles. Los tres bancos se han desprendido de la mayoría del capital de sus plataformas de gestión de este tipo de activos con el objetivo de externalizar este servicio y lograr plusvalías con las que apuntalar sus niveles de capital.

Caso distinto es la estrategia seguida por BBVA, Sabadell y Bankinter, que mantienen la administración total de sus inmuebles adjudicados, aunque en el caso de los dos primeros no descartan buscar socios industriales especializados. De ninguna manera prevén aliarse con fondos.

Aumentan los adjudicados

El sector, aunque ha acelerado el volumen de ventas, sigue incrementando el saldo de activos adjudicados, pero si se excluyen las participaciones en sociedades relacionadas con el ladrillo baja por primera vez en la crisis. En este sentido, el Santander y BBVA lograron el ejercicio pasado reducir los pisos y suelo en cartera. El primero lo hizo en un 1,8%, hasta los 7.851 millones brutos (sin tener en cuenta dotaciones), mientras que el segundo, en un 5%, hasta 13.016 millones.

Los seis bancos cotizados, excluyendo a Bankia, que transfirió la mayor parte de los inmuebles a la Sareb con motivo del rescate financiero, acumulaban a finales de 2014 unos activos adjudicados por importe de 70.000 millones de euros, incluyendo las participaciones en sociedades promotoras. Es decir, el saldo aumentó con respecto a 2013 en un 9%.

Las perceptivas que tienen apuntan a que dentro de cinco o seis años todo este stock se habrá liquidado. El Santander, por ejemplo, espera que se reduzca un 2% cada ejercicio, con lo que en un lustro podrá haberse deshecho de todo el volumen de pisos y suelo que mantiene aún en cartera. Si bien, todo dependerá de las condiciones económicas de nuestro país y la recuperación del sector del ladrillo, que empieza a salir del túnel.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Jajajaja
A Favor
En Contra

Que se jodan , todavía les queda mucho ladrillo que comer.

Puntuación 16
#1
k
A Favor
En Contra

La que armó el bigotes con su burbuja inmobiliaria !!

Puntuación 13
#2
c
A Favor
En Contra

Esa es una vision parcial 2011-2014, pero y antes ?...

Puntuación 1
#3
Josete
A Favor
En Contra

Y la banca pequeña en la ruina CAJA ESPAÑA DUERO (CEISS) + UNICAJA = GRUPO UNIMIERDA

Puntuación 8
#4
Cuchi Cuchi
A Favor
En Contra

La vivienda sigue estando sobrevalorada.

Todavía se verán grandes bajadas de precios.

Puntuación 12
#5
JJEJEEJJE
A Favor
En Contra

FALSO FALSO FALSO

Los 'fondos buitre' gestionan ya más de 277.000 millones del negocio inmobiliario

Con los restos del naufragio han aparecido los denominados servicers, gestoras de activos inmobiliarios o de créditos con garantía inmobiliaria.

Puntuación 1
#6