Empresas y finanzas

Vodafone aplaza su interés por Ono hasta conocer la valoración bursátil

  • Ono confía en que su junta apruebe el salto al parqué el 13 de marzo

Vodafone andará con pies de plomo en su ofensiva por Ono, consciente de que las prisas no son buenas consejeras. Según ha podido saber este periódico de fuentes del mercado, la multinacional británica esperará a conocer la valoración bursátil de Ono para dar el siguiente paso en su presumible conquista de la compañía española de cable.

La pelota queda ahora sobre el tejado de Ono, quien prevé acelerar los trámites para saltar al parqué antes del próximo verano. Por lo pronto, el primer requisito pasa por someter el asunto a la aprobación formal de la junta de accionistas, el próximo 13 de marzo, para después lanzar el pertinente folleto de la OPV. Esta última información pública tendrá una importancia extraordinaria para que la multinacional británica no pague un sobreprecio por su actual competidor en suelo español.

Hasta el momento, al margen de todos los rumores, Vodafone no ha depositado ninguna oferta sobre la mesa de Ono, tal y como dejó constancia el consejo del cablero el pasado 11 de febrero. En dicha reunión, el grupo se ratificó en su actual enfoque estratégico y "siguió avanzando en los pasos necesarios para la cotización de Ono en el mercado bursátil", pero sin que se presentara ni discutiera "ninguna propuesta de compra para adquirir Ono por parte de ninguna compañía, así como ningún otro tema relacionado con este asunto".

Vodafone ha guardado silencio sobre el asunto, consciente de que cualquier muestra explícita de interés deberá ser objeto de comunicación ante los supervisores bursátiles londinenses.

Asimismo, y al margen de lo que pudiera pasar con Ono, la compañía se ha ratificado en su intención por invertir en fibra óptica, con una aportación de 2.000 millones de euros en los dos próximos años, lo que supone un ritmo dos veces mayor que el habitual. De forma paralela, Vodafone ha denunciado a Telefónica ante el regulador para defenderse de una presunta exclusión del mercado por parte del operador dominante. En ambas actuaciones, Vodafone no ha considerado una posible integración con los activos de Ono.

Al contrario de todo lo anterior, Sky News aseguró esta semana que Vodafone "habría reanudado las negociaciones para comprar Ono con unas conversaciones que estarían en una etapa preliminar". El mismo medio británico apunta que "la teleco británica no sería muy optimista sobre sus posibilidades de convencer a los fondos de capital riesgo que controlan a la operadora de cable de que acepten su oferta de unos 7.000 millones de euros".

El núcleo fuerte del accionariado de Ono está compuesto por los fondos estadounidenses CMP Capital Advisors, Providence Equity, Thomas H.Lee Company, Quadrangle Group y GE Structure Finance.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud