Empresas y finanzas

Reyal Urbis ultima su propuesta para renegociar su deuda de 4.300 millones

  • Corrección del valor de los pasivos para adecuarlos al valor de los activos
  • No iniciará viviendas hasta que existan señales de la reactivación del mercado
El presidente de Reyal Urbis, Rafael Santamaría. Foto: Archivo

La inmobiliaria está trabajando ya en la elaboración de una propuesta de pago de su deuda de 4.345 millones de euros a sus acreedores, entre los que figuran el la Sareb o banco malo, Hacienda y el ICO.

Así lo indica la empresa, declarada recientemente en concurso de acreedores con un agujero patrimonial de 1.624,8 millones de euros en respuesta a un requerimiento de información de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía indica que actualidad está en "proceso de definición" de los "términos" de la propuesta de convenio que prevé presentar a sus acreedores "conforme a los términos y plazos previstos en la normativa concursal".

La inmobiliaria confía en su viabilidad futura y considera que puede afrontar la situación, pese a que su pasivo (4.345,43 millones de euros) es superior a su activo (2.720 millones de euros) y a que, según indica, tiene la "práctica totalidad" de sus activos inmobiliarios hipotecados en garantías de préstamos con garantía real, del crédito sindicato y de la deuda con Hacienda.

No hay negocio

En la información remitida al supervisor, Reyal dice que su viabilidad pasa por "la corrección del valor de los pasivos actuales para adecuarlos al valor de los activos", y la continuación del plan de negocio de la sociedad.

Este plan pasa por mantener congelado su negocio de promoción, como lo tiene desde 2012, de forma que no iniciará nueva viviendas "hasta que existan señales indicativas de la reactivación de dicho mercado y siempre que se cuente con financiación propia y garantías de viabilidad comercial".

Los otros pilares de su plan son el mantenimiento de la actividad patrimonial y de su "restrictiva política de costes de estructura, fundamentalmente en las áreas de personal, márketing y comunicación".

Para sostener su convicción de que puede afrontar la situación, la inmobiliaria que controla y preside Rafael Santamaría recuerda que cuenta con un stock de 537 viviendas terminadas y pendientes de entrega, además de 250 suelos (6,6 millones de metros cuadrados edificables) con posibilidad de desarrollo urbanístico. Además, señala su cartera de patrimonio con veinte edificios singulares.

"Todo lo anterior, unido a los efectos inherentes a la declaración de concurso en el pasivo de la sociedad y a su importante activo inmobiliario son factores relevantes para alcanzar un acuerdo con los acreedores de la sociedad dentro del concurso que premia la viabilidad futura de la sociedad".

Reyal informa además de que el pasado día 11 de marzo aceptaron sus puestos los dos administradores concursales designados por el juez, uno de ellos la Agencia Tributaria y el otro, en representación de la CNMV, la firma BDO Auditores.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

MUERTE A LAS ASTUZAS
A Favor
En Contra

JAJAJAJAJAJA ESTOS TIRANOS AN METER SUS DEUDAS EN LA AJA ESPAÑOLA Y PAGAR TODO EL PUEBLO SUS DESPILFARROS. MUERTE A ESTOS EMPRESARIOS LADRONES CON SUS BANUEROS POLITIVCOS. LA DEUDA ES DE ESTAS ASTUZAS ELLOS LA HAN PEDIDO ELLOS LA TIENEN UE PAGAR.

Puntuación 0
#1
MUERTE A LAS ASTUZAS
A Favor
En Contra

JAJAJAJAJAJA ESTOS TIRANOS AN METER SUS DEUDAS EN LA AJA ESPAÑOLA Y PAGAR TODO EL PUEBLO SUS DESPILFARROS. MUERTE A ESTOS EMPRESARIOS LADRONES CON SUS BANUEROS POLITIVCOS. LA DEUDA ES DE ESTAS ASTUZAS ELLOS LA HAN PEDIDO ELLOS LA TIENEN UE PAGAR.

Puntuación 0
#2