Empresas y finanzas

El Banco de España no cambiará el sistema de inspección pese a los errores

  • El compromiso con Bruselas es una mera lista de recomendaciones

El Banco de España ha cumplido con el requerimiento de Bruselas al redactar un informe llamado "análisis de los procedimientos supervisores del Banco de España y recomendaciones de reforma". Un informe que no tiene fecha para aplicarse y que, de hacerlo, además, no subsanaría las deficiencias detectadas en su día en el proceso inspector ni por el Tribunal de Cuentas ni por el FMI y que tampoco da respuesta a las principales reclamaciones de un cada vez más desencantado cuerpo de inspectores.

Según fuentes financieras, difícilmente el citado informe hubiera sido publicado por el supervisor, aunque con cuatro meses de retraso respecto a su elaboración, sino fuera por la amplia difusión de un prematuro análisis de la Asociación de Inspectores de Entidades de Crédito y Ahorro, en la que mostraba su opinión sobre la inspección y que fue remitido a la comisión interna encargada de elaborar las recomendaciones.

En este documento, la Asociación se quejaba, por enésima vez, entre otras cosas de los numerosos filtros que hay entre el informe de los inspectores y la Comisión Ejecutiva del banco y reivindica que, para que cada uno asuma su responsabilidad, los informes que hacen los inspectores deben ser firmados.

A pesar de que la opinión de los inspectores no es nueva, sí lo es la manera en que ésta se difunde. Si en anteriores ocasiones los comunicados de la asociación querían hacer llegar su oposición a la actuación de la cúpula o hacer pública una advertencia general sobre los riesgos de las entidades, esta vez se produce en un contexto de colaboración con la dirección del banco, ya que la opinión fue requerida para incorporarla a las otras consultas externas.

En juego el rescate

Sin embargo, fuentes conocedoras del proceso aseguran que ésta no fue la primera intención al formarse la comisión que debía elaborar el análisis de la inspección.

Ésta se forma para cumplir con la medida 14 exigida por el MoU para acceder al rescate bancario. En ella se pide no una modificación, sino "realizar un análisis interno de los procesos de supervisión y adopción de decisiones. Proponer cambios en los procedimientos a fin de garantizar una adopción oportuna de acciones correctivas para abordar en fase temprana los problemas detectados por los equipos de inspección in situ".

Se decide que la comisión interna esté dirigida por un miembro de la comisión ejecutiva del banco, Ángel Luis López Roa, y que haya, entre otras personas, también cuatro miembros de la dirección general de supervisión, al frente de la cual estaba aún Jerónimo Martínez Tello y que designa a tres personas. Nadie piensa en ese momento en incluir a los inspectores o a su asociación, pese a las tensas relaciones de los últimos años y el hecho de que son ellos los que materialmente realizan el primer seguimiento de las entidades.

Sin embargo, aseguran estas fuentes, el subgobernador, Fernando Restoy, sí que es partidario de incluir a la asociación en el proceso de todo este trabajo y así lo sugiere. El subgobernador, consciente del generalizado descontento existente de los técnicos, ha mantenido alguna reunión con los inspectores a fin de mejorar las relaciones entre éstos y la cúpula.

Una vez incluida la asociación, como una fuente externa de opinión, al igual que el Banco de Francia o el de Holanda, se pide que formule unos puntos que recoja su opinión sobre la inspección y la forma en que podría mejorarse.

Una colaboración precipitada

Con prisas, al ser cercana la fecha en que se debe tener concluido el trabajo para remitirlo a las autoridades europeas, la Asociación elabora un documento, casi un esquemático borrador, en el que enuncia en 30 puntos su opinión. No se incluye entre ellos, curiosamente, la detección de actuaciones en las entidades que pudieran ser constitutivas de delito, ni el papel que deben desempeñar los inspectores si tienen sospechas de la existencia de éstas.

A pesar de esta ausencia, entre este colectivo sí es una de sus preocupaciones más recientes. En un sistema donde aún no hay un procedimiento escrito de inspección, a pesar de que el Tribunal de Cuentas ya lo reclamó en el año 2007, que regule las funciones del inspector y en la que no se deja constancia de quién realiza el informe, ya que no se firman por los inspectores, consideran fundamental delimitar qué deben hacer, qué procedimiento seguir y qué responsabilidades asumen. Más en un momento donde se empieza a judicializar las actuaciones de los gestores de los bancos fallidos o nacionalizados y se cuestiona el papel y la responsabilidad del supervisor en el desastroso deterioro de las entidades.

Respecto al informe de la comisión interna, la propuesta más destacada sería la de extender a más entidades las inspecciones 'in situ' (siempre que haya más efectivos para hacerlas), a pesar de que desde 2009 se han impulsado las inspecciones continuadas, realizadas a partir de los datos que proporciona la entidad inspeccionada y no la obtenida por los técnicos.

Nada se dice el documento de incluir la firma del autor del informe de inspección, ni de que éste, y no sólo la existencia de discrepancia, llegue a la comisión ejecutiva. También calla sobre la elaboración de una verdadera norma escrita sobre la inspección.

Tres avances

Habla, eso sí, de tres avances recientes. En primer lugar, la circular de 26 de octubre de 2011. Fue la primera norma escrita sobre inspección, aunque no regula ni el acceso, ni funciones y se limita poco más que a un esquema de trabajo. Afirma que desde su aprobación no ha habido discrepancias entre inspectores y superiores, algo que los primeros niegan.

En segundo lugar, se refiere al Pilar 2 de Basilea II, una norma para "asegurar que los bancos están adecuadamente gobernados y tienen unos sistemas de gestión y control de riesgos suficientes". Si la realidad no fuera suficiente para poner en entredicho este avance, la propia comisión admite que la crisis ha impedido que su implantación "se haya completado, debido a que se trata de una herramienta supervisora de prevención de crisis más que de solución de las mismas".

Por último, se refiere a la implantación del seguimiento continuado 'in situ' a entidades medianas. Constata que no está libre de riesgos y que para su aplicación se necesitan más efectivos humanos.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ALX
A Favor
En Contra

LOS MISMOS PERROS CON DISTINTOS COLLARES, AL FINAL TODO QUEDA EN AGUA DE BORRAJAS. NO ESPERABA MENOS DE UNA CASTA POLITICA CORRUPTA, INANE Y ACOMODADA.

Puntuación 5
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Siclo económico
A Favor
En Contra

CLARO FALTARÍA MíS, NO VAN A ESTAR DISPUESTO NINGUNO A PERDER SU STATUS, FALTARÍA MENOS.....ANTES QUE ESPAÑA SE VAYA A LA MIERDA.



.....CUANDO DE LA CRISIS NO SE APRENDE,......QUE DIOS NOS COJA CONFESADOS.

Puntuación 3
#2
de mal en peor
A Favor
En Contra

"El Banco de España no cambiará el sistema de inspección pese a los errores". En el diccionario español donde dice Balances, sale una fotografía del maletín de la señorita Pepis. Todos los Balances se ajustan y se maquillan según interese en cada trimestre, porque la contabilidad da mucho juego y por eso necesita un control a través de las auditorias. El Banco España encarga a las Entidades de Crédito que periódicamente pasen auditorias externas y presenten los informes de estas empresas regularmente en el Banco España, pero ahí está el gran problema: pueden contratar a cualquier empresa autorizada para que la realice y la factura la paga la Entidad. Si la empresa auditora es rigurosa buceando y escarbando hasta el fondo, no vuelven a contratarla y su fama de dura crece para el resto de las Entidades. En cambio, si se ciñe a lo justo y no husmea más de lo preciso, no dando un mal informe, entonces si que la vuelven a contratar y le aumentan los Contratos. Tal como están planteadas las normas en este país y si Vdes tuvieran una empresa auditora, ¿Con cual de las dos opciones trabajarían?

Puntuación 6
#3
Xavi
A Favor
En Contra

Una mejora en la inspección de los bancos es totalmente necesaria ahora mismo en España, porque si no se controlan más puede pasar lo mismo como cuando se unieron esas 7 cajas totalmente deficitarias y formaron "BANKIA".

Puntuación 2
#4
Federico
A Favor
En Contra

El documento "Análisis de los procedimientos supervisores del BdE y recomendaciones de reforma" no aborda los principales problemas que hoy existen en la Supervisión bancaria, y que, a mi juicio, son los siguientes:

1º. Desde que en el año 2003 se introdujo el art. 6 bis de la Ley de Autonomía del BdE, los Inspectores dejaron de ser funcionarios y pasaron a ser simples contratados laborales. Ello genera que los Inspectores "“al no ser funcionarios- no gozan de la condición de autoridad pública, por lo que sus actos no tienen valor jurídico probatorio. Con ello, los Inspectores pierden independencia técnica, y el BdE se ha politizado pues el Gobernador y los demás altos directivos del BdE pueden obligar a los Inspectores a ejecutar actos que seguramente no realizarían si gozarán de verdadera autonomía técnica.

2º. Desde el año 2008, el BdE decidió dejar de hacer actas de inspección, y limitarse a elaborar Informes de Inspección. Pues bien, esos Informes no son sino simples juicios de valor u opiniones de contratados laborales, por lo que carecen de fuerza probatoria. Sólo las actas de inspección, debidamente firmadas por el Inspector y suscritas "de conformidad" por el legal representante de la entidad de crédito, adquieren valor de confesión. Si son "de disconformidad" son documentos públicos, lo que invierte la carga de la prueba.

3º. En las Visitas de Inspección no se incoa un "expediente administrativo", por lo que no se notifican al legal representante de la entidad de crédito inspeccionada el acuerdo de incoación, como tampoco existen escrito de requerimiento de información, ni diligencias de comprobación de hechos, ni actas de inspección, es decir, las Inspecciones a las entidades de crédito se han convertido en puras "vías de hecho" desplegadas "inaudita parte", en las que sólo hay Informes (juicios de valor, de carácter interno, de Inspectores que no tienen valor probatorio alguno) y, en su caso, escritos de requerimientos.

4º. La normativa bancaria española (especialmente la denominada normativa "Basilea" o de solvencia) está plagada de "conceptos jurídicos indeterminados" (v.gr., se ordena que una entidad tenga una estructura organizativa "clara" o unos mecanismos de control "eficaces"), lo que genera un halo de incertidumbre en su aplicación por el BdE, que se concreta en simple y pura arbitrariedad por este último a la hora, por ejemplo, de clarificar si un riesgo debe ser calificado como dudoso o no, y por tanto si su dotación debe ser mayor o menor.

Lo que he dicho: El documento es un parche mal hecho que no evita que vuelva a producirse un descontrol en la gestión de los Bancos españoles, como la que se ha vivido por culpa del desastre supervisor del Banco de España. Fdo: Federico Rodríguez Morata. Catedrático Derecho.

Puntuación 1
#5
Julio E.
A Favor
En Contra

No hay separación de poderes. Todo es una merienda de negros chorizos. Hay mierda en todas las instituciones y solo ellos piensan que nadie lo percibe. Están haciendo el papel del cornudo, son los últimos en enterarse. No logro entender como es posible que España no arda por los cuatro costados.

Puntuación 3
#6
JUANJO
A Favor
En Contra

Yo lo tengo mas claro que el agua. No me fio nada nada, ni del gobierno, ni de los banqueros, ni del mercado de valores, ni del banco de españa.

Así que el poco dinero que tengo en casita que está mas seguro.

Los bancos no tienen un duro, solo tienen papeles, deudas, etc.

El banco de España, no creo que tenga mucho dinero en el fondo de garantia, igual que los bancos, muchos papeles y muchas deudas.

Esto está pasando tambien con la hucha de las pensiones, que ahora resulta que está invertido en deuda publica.

O SEA ESTE PAIS REALMENTE NO TIENE UN DURO FISICO, SOLO TIENE PAPELES.

EL DIA QUE PEGUE UN ESTALLIDO, TUS AHORROS SE ESFUMARAN, PORQUE REALMENTE NO EXISTE ESE DINERO.

TIEMPO AL TIEMPO.

MI DINERO EN CASITA Y A PAGAR EN EFECTIVO. Y POCO A POCO VOY A PAGAR TODOS MIS DOMICILIACIONES POR MEDIO DE OFICINA O HACIENDO INGRESOS, YA LO HAGO CON ALGUNAS FACTURAS.

A MI NO ME ROBA MAS ESTOS POLITICOS Y BANQUEROS.

Puntuación 4
#7
carlos
A Favor
En Contra

EN ESTE PAIS HAY CORRUPCIÓN POR TODAS PARTES, MUCHO AMIGUISMO,

Y TODO ESTí POLITIZADO, UNOS SE CUBREN A OTROS Y LOS JODIDOS

SIEMPRE SOMOS EL PUEBLO, LOS POBRES.

TANTO EL GOBIERNO, LOS BANQUEROS, EL BANCO DE ESPAÑA, EL

MERCADO DE VALORES, ETC, ETC, NO TIENE UN PUTO DURO, POR LO

TANTO TU DINERO NO ESTí GARANTIZADO POR NADIE.



COMO DICE JUANJO, EL DINERO EN CASA QUE ESTí MAS SEGURO.

Y ES MAS CREO QUE NI EL FONDO DE PENSIONES TIENE UN DURO, COMO DICE JUANJO, TODO LO QUE HAY EN ESTE PAIS SON PAPELES Y NI UN PUTO DURO EURO,

Puntuación 4
#8