Empresas y finanzas

Prisa pierde 451 millones y Cebrián cobra 8,2 millones en pleno ajuste

  • Es por la retribución fija y el bonus por permanencia y cerrar la refinanciación
El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián. Foto: Archivo

El grupo de comunicación registró en 2011 los peores resultados de toda su historia. La editora cerró el ejercicio con unas pérdidas de 451 millones de euros, lo que supone seis veces más que en 2010, cuando perdió ya 72,8 millones. Es un panorama sombrío que obedece a las provisiones realizadas por la caída de su negocio en Portugal y por los contenciosos fiscales en marcha.

Son unos números rojos históricos, que no han impedido, sin embargo, que la compañía haya pagado un sueldo y un bonus a Juan Luis Cebrián, su consejero delegado, de 8,2 millones de euros.

Según un comunicado remitido a la CNMV, Cebrián ha cobrado 1,2 millones en metálico como compensación por el resultado de la refinanciación de la deuda; 5,01 millones mediante la entrega de acciones por el mismo concepto; 1,7 millones, también en títulos del grupo, por su compromiso de permanencia durante tres años -hasta 2013- y 300.000 euros derivados de su relación contractual.

La consecuencia inmediata es que la retribución del consejo de administración se incrementó un 42% en 2011, hasta 14 millones de euros.

En busca de un nuevo socio

Y eso en un entorno especialmente complicado, en pleno plan de ajuste, con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 2.500 personas y después de haber obligado a los directivos a bajarse el sueldo. Según la empresa, en línea con "los esfuerzos" por reducir costes, el 92 por ciento de los ejecutivos del grupo aceptaron voluntariamente, y con carácter indefinido, una reducción del 7 por ciento en su salario fijo.

La retribución total de la cúpula directiva se redujo así el pasado ejercicio un 5%, hasta 6,7 millones de euros. Es decir, que Cebrián ganó 1,5 millones más que todos los directivos de Prisa juntos.

Peso a los malos resultados, el consejero delegado se mostró, exultante. "Estos resultados demuestran la fortaleza operativa de nuestros negocios incluso en un entorno de extrema debilidad del ciclo económico" declaró.

Cebrián, que es presidente además de la comisión ejecutiva, aseguró que "Santillana y la televisión de pago son ejemplos de cómo se puede crecer en medio de las circunstancias más adversas" e insistió en que "hemos llevado a cabo un gran esfuerzo en reducción de costes, lo que unido a nuestra creciente presencia en América Latina, ha permitido mitigar en parte la caída de los mercados publicitarios en España y Portugal".

El deterioro del negocio en el mercado portugués ha obligado precisamente a dotar una provisión por deterioro de los fondos de comercio de 252,94 millones de euros, a los que hay que sumar otros 183 millones por el contencioso fiscal.

La compañía asegura que descontados estos, y otros ajustes extraordinarios, hubiera tenido un beneficio de 1,62 millones, frente al resultado neto ajustado de 2010 que se situó en 28,60 millones de euros. Prisa facturó 2.724,45 millones de euros, un 3,5% menos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud