Empresas y finanzas

¿Malas compañías? Citigroup y Merrill Lynch buscan más dinero en Oriente

Ambos bancos podrían estar buscando nuevas inversiones de gobiernos extranjeros para superar la crisis en la que están sumidos, según The Wall Street Journal. En concreto, Merrill podría obtener entre 3.000 y 4.000 millones de dólares de un fondo soberano de Oriente Medio, mientras que Citigroup podría recaudar hasta 10.000 millones de dólares, probablemente todo de diversos gobiernos extranjeros.

Hasta ahora, estas inversiones de fondos soberanos han inyectado 27.000 millones de dólares, en Merrill, Citi, UBS y Morgan Stanley, no sin generar polémica.

¿Inversores poco patrióticos?

Estas nuevas operaciones podrían complicar los hasta ahora exitosos esfuerzos de Wall Street de mantener al Gobierno de Estados Unidos alejado de estas operaciones.

Y es que más inversiones de gobiernos extranjeros difícilmente escaparán al escrutinio de Washington, ya que países no precisamente de fiar podrían controlar el mercado financiero, según asegura el diario estadounidense. Así las cosas, ésto podría alargar el tiempo que necesitan los reguladores para revisar estos acuerdos.

Además, el país se encuentra en pleno proceso electoral, y estas inversiones no son muy bien vistas por el americano medio.

Tampoco parece claro el apoyo que puedan dar los accionistas, ya que al margen de las dudas políticas, éstas inyecciones se están realizando mediante emisiones nuevas de acciones, lo que podría diluir sus participaciones.

Sin embargo, estas quejas pueden ser contrarrestadas en parte por el efecto positivo de estas inyecciones: es mejor para el banco conseguir dinero así que no vendiendo activos.

Medidas drásticas

Tanto Citi con Merrill se estarían apresurando en conseguir los acuerdos antes de presentar sus cuentas la semana que viene, en las que se espera que anuncian más pérdidas derivadas de su exposición a la crisis subprime. Entre ambas, se espera que estas pérdidas adicionales sumen hasta 25.000 millones de dólares.

Se espera que el Consejo de Administración de Citigroup se reúna el lunes, un día antes de la presentación de resultados. En esta reunión podría anunciarse que el dividendo se recorta a la mitad. Aunque el banco siempre lo había negado hasta ahora, el nuevo consejero delegado, Vikram Pandit, parece mucho más dispuesto a tomar medidas más drásticas, entre las que también se podrían incluir despidos masivos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin