Empresas y finanzas

Así fue la batalla entre Microsoft y Google para aliarse con Nokia

Foto: Archivo

Hace más de una semana Nokia tomó la decisión de apostar por el sistema operativo Windows Phone de Microsoft para competir con Apple y Google en el mercado de los smartphones. Aunque ya se había especulado con este acuerdo, lo cierto es que Microsoft y Google compitieron hasta prácticamente el último momento por sellar una alianza con la compañía finlandesa. ¿Cómo consiguió Microsoft ganar la batalla?

Según un artículo que publica hoy The Wall Street Journal, Microsoft no escatimó esfuerzos para convencer a Nokia: le ofreció "miles de millones de dólares en incentivos" para desarrollar conjuntamente teléfonos con el sistema Windows Phone. En una serie de reuniones, el gigante finlandés también empezó a considerar que una asociación con Microsoft encajaba mejor con sus planes. No está claro qué condiciones habría ofrecido Google a Nokia, explica WSJ.

Paul Otellini, presidente de Intel, ha señalado recientemente en una reunión con inversores que Nokia optó finalmente por la oferta más alta. "Entre Microsoft y Google la compañía recibió ofertas increíbles", ha explicado.

En un discurso pronunciado la semana pasada, el presidente de Google, Eric Schmidt, admitió que hubiera preferido que Nokia eligiera su sistema operativo Android. También señaló que espera que lo haga en el futuro.

Uno de los factores que hacían más atractivo el acuerdo con Microsoft es que éste estaba dispuesto a usar en sus productos el servicio de mapas de Nokia, llamado Navteq. En cambio, Google ya había invertido grandes sumas de dinero en su propio servicio de mapas, por lo que se mostraba más reticente a usar el de Nokia. 

Suma de reuniones

The Wall Street Journal explica que el presidente de Microsoft, Steve Ballmer, se reunió por primera vez con el presidente de Nokia, Stephen Elop, el 15 de noviembre en la sede de Microsoft, en Washington. Posteriormente hubo una segunda reunión el 6 de diciembre en un hotel de Nueva York, donde los ejecutivos tuvieron que determinar si el sistema operativo Windows Phone podía funcionar adecuadamente con los chips que usa Nokia. El diálogo técnico prosiguió semanas más tarde en un encuentro en  Islandia.

En una reunión a mediados de enero en Londres, las conversaciones se centraron en los aspectos de negocios y de marketing. En ese momento, las negociaciones casi se colapsaron, según una fuente. Nokia sentía que Microsoft le trataba como cualquier otro posible socio, mientras que la empresa finlandesa apostaba su futuro en la selección de un socio, indicó esta persona.

Las conversaciones también peligraron al conocerse que el sistema operativo de Microsoft estuvo presente sólo en el 3,1% de los smartphones vendidos el cuarto trimestre de 2010, comparado con 32,9% de Google y 30,6% de Nokia, según la firma Canalys.

No obstante, hubo un último encuentro en enero, una cita decisiva para cerrar la alianza entre ambas.  Durante la tarde del 10 de febrero, la junta directiva de Nokia aprobó el acuerdo con Microsoft. Al día siguiente, en un enciuentro en Londres, se dió a conocer a nivel mundial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud