Empresas y finanzas

El nuevo magnate de la comunicación de la 'era Zapatero': Ciudadano Roures

Jaume Roures, propietario del grupo Mediapro. Ilustración: Archivo

El dueño de Mediapro, La Sexta y ahora del diario Público, encabeza la batería mediática del "fuego amigo" contra Prisa, a la que se refiere Felipe González. Es el nuevo Ciudadano Kane del Gobierno Zapatero. Jaume Roures dio esta semana el salto a la batalla de la prensa diaria contra el todopoderoso El País con el lanzamiento de Público y anunció al diario elEconomista su intención de adquirir una radio.

Tras enfrentarse a Sogecable en la llamada guerra del fútbol, pone ahora toda su artillería para enfrentarse a El País, el buque insignia de Prisa. Muchos consideran que este salto le puede convertir en el nuevo amo de los medios de comunicación, tras la muerte de Polanco.

Objetivo: derribar a Prisa

Poderes no le faltan. Roures ha abierto la "madre de todas las batallas", enfrentándose al todopoderoso Sogecable por los derechos televisivos del fútbol. Pero, la guerra entre Roures y Prisa no ha hecho más que comenzar.

"Me preocupan los daños colaterales y el fuego amigo". Con esta frase se refirió el ex presidente del Gobierno Felipe González, amigo personal de Jesús de Polanco, a la nueva guerra del fútbol, que ha provocado el comienzo de las hostilidades de la productora Mediapro, y la ruptura por parte de la productora de Jaume Roures de los acuerdos y el modelo de explotación de los derechos televisivos.

Fuentes de Prisa aseguran a elEconomista que "todo nace con la llegada de La Sexta. Un grupo de amigos de Zapatero son los que han enconado el conflicto del fútbol. Son los mismos que están al frente de La Sexta y Mediapro… y ahora sacan Público. Tienen en mente acabar como sea con Prisa y crear su propio grupo audiovisual. Desde esta casa tenemos la sensación que es un grupo de gente resentida y no sabemos muy bien el por qué".

Lo cierto es que dos hombres cercanos al Gobierno de Zapatero y con contactos del máximo nivel en el PSC son los que controlan casi todo el panorama audiovisual. Se trata de Jaume Roures y Tacho (José María) Benet. Desconocidos para la gran mayoría de los españoles son la pieza clave del mercado de los medios de comunicación en este país. Procedentes de la nada, y en tan sólo 12 años, se han convertido en los amos de la industria audiovisual en España. Han ampliado sus negocios desde la llegada de Zapatero al poder.

El momento de gloria de la pareja fue con Vía Digital. Facturaron anualmente más de 4.000 millones de las antiguas pesetas y literalmente se forraron.

¿Quién tiene la sartén por el mango?

"Mi única intención profesional en la vida es divertirme y después ganar dinero, mientras me divierta mis negocios seguirán creciendo", comenta Roures en conversación con este diario. Tiene participación directa en la productora catalana Mediapro -que controla los derechos del cine, la televisión y otros soportes audiovisuales y prevé facturar este año más de 700 millones de euros-, participa en La Sexta y, además, tiene la sartén por el mango en los derechos del fútbol español, después de comprar en los últimos años los derechos de retransmisión de 39 de los 42 equipos de Primera División.

El socio fundador de Mediapro, que también es director general de Imagina (el holding que agrupa los negocios de la productora catalana y el Grupo Árbol para invertir en contenidos, programas, publicidad, consultoría y televisión), lleva casi 15 años sorprendiendo al panorama audiovisual español con sus operaciones, hasta ahora todas bañadas por el éxito.

Su objetivo es conseguir un imperio español multimedia y de izquierdas, que abarque cadenas de televisión, productoras de cine, periódicos y agencias de noticias.

Desde la muerte del fundador y patriarca del Grupo Prisa, Roures ha arrebatado al imperio de la familia Polanco la hegemonía de los derechos del fútbol en este país. Todo gracias a su estrategia de hacerse con los derechos del fútbol. Él decidirá en el año 2009 a qué televisiones vende los derechos de los partidos de la Primera División Española.

Si no alcanza un acuerdo con Sogecable (Prisa), Roures acabará por eliminar el producto estrella de Prisa: la televisión de pago a través de Digital +. Los últimos movimientos empresariales de Roures demuestran sus buenas relaciones con los socialistas catalanes y con Rodríguez Zapatero. "Él no lo reconoce, pero siente simpatía por Zapatero y su nuevo socialismo, se declara de izquierdas, progresista y garante de un socialismo reformista que pase página al felipismo que todavía encarna Prisa", asegura un colaborador suyo a elEconomista.

La Sexta y las leyes amigas

En 2005, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero emitió una nueva licencia de televisión que acabó ganando el grupo mexicano Televisa -que posee un 40 por ciento del capital- y por diversas productoras españolas, entre ellas Globomedia, de Emilio Aragón, y Mediapro, de Roures. Nacía así La Sexta, competencia de Cuatro, del grupo de Polanco.

Aunque la guerra real con el Grupo Prisa ha llegado de la mano de la Liga de fútbol española. Desde el pasado año, Mediapro ha ido comprando los derechos de algunos equipos pagándoles más a partir del vencimiento de sus contratos anteriores con Audiovisual Sport (Grupo Prisa). Para 2009, Mediapro tendrá todos los derechos del fútbol, por lo que Prisa no dispondrá de los beneficios del deporte rey en España. La pelea acabará seguramente en los tribunales.

Uno de los valores en los que se ha sustentado el poder de Roures, ha sido precisamente José Miguel Contreras, compañero de baloncesto del presidente Zapatero. Contreras, consejero delegado de La Sexta, ha sido socio de Miguel Barroso (ex secretario de Estado de Comunicación en el primer Gobierno de Zapatero) en varios proyectos, y no hay que olvidar que La Sexta nació de una ley de 2005, diseñada por el propio Barroso. Y, lo más destacable es que los migueles (Miguel Barroso y José Miguel Contreras) han colaborado en campañas electorales de importantes líderes socialistas como Trinidad Jiménez o el propio Miguel Sebastián, consejero áulico y amigo personal de Zapatero.

La ministra Chacón

A nadie se le escapa tampoco que la nueva ministra de Vivienda, Carme Chacón, es la pareja de Miguel Barroso. Curiosamente, el diario El País ha criticado en los últimos días las nuevas medidas en vivienda impulsadas desde el Gobierno Zapatero.

Respecto a la salida de Público, José Miguel Contreras, consejero delegado de La Sexta, asegura que "desde nuestra televisión en ningún caso se va a participar en el nuevo diario. Aún no hay planteamiento en términos de grupo. Es un proyecto que barajan unos socios del grupo y que está en fase de estudio".

Y es que José Miguel Contreras, fundador de Globomedia y consejero delegado de La Sexta, el amigo de Zapatero y con quien juega a baloncesto en la Moncloa, ha encajado a la perfección con el espíritu de Jaume Roures y José María Benet, para sus futuros proyectos audiovisuales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado