Empresas y finanzas

Con aroma de Millennium: desvelan la estructura de Ikea para evadir impuestos

  • El fundador de Ikea habría creado una compleja red para evadir impuestos
  • Kamprad asegura que sólo busca la eficiencia y el futuro de Ikea
  • La evsaión fiscal podria ascender a más de 2.000 millones de euros
Ingvar Kamprad, fundador de Ikea, en una imagen de 2006. Foto: Reuters.

La trilogía Millennium arranca con una investigación periodística que acusaba a un gran empresario sueco de diversos delitos. El protagonista, Mikael Blomkvist, cae en una trampa y es condenado. Ahora, otra investigación periodística sueca, esta vez real, ha obligado a Ikea y a su fundador Ingvar Kamprad, a reconocer la existencia de sociedades en paraísos fiscales. La investigación saca a la luz detalles sobre la estructura de fundaciones y compañías que hay detrás del imperio de los muebles de bajo coste.

La investigación, que se ha realizado mediante la colaboración de SVT (televisión pública sueca), Veckans Affarer y Smålandsposten, ha obligado a Ikea a reconocer la existencia de una fundación en Liechtenstein que controla uno de los pilares de la compleja estructura de propiedad del grupo.

Stellan Björk, uno de los periodistas de la investigación, asegura que Interogo Foundation, con sede en el pequeño principado centroeuropeo, era el "enlace perdido" que prueba que Ingvar Kamprad, el fundador del grupo, todavía controla Ikea, a pesar de que públicamente ha asegurado que ni él ni su familia siguen controlando la compañía.

La SVT, que ha producido un documental en dos partes sobre el asunto, asegura por el contrario que Kamprad "se ha asegurado el control y el poder sobre Ikea. De una manera totalmente secreta, ha creado una fundación en uno de los paraísos fiscales más infames: Liechtenstein".

Evasión fiscal multimillonaria

Públicamente, Inka Holdings es el operador de las tiendas Ikea, mientras que Interogo Foundation, creada hace 20 años, y su subsidiaria Inter Ikea controlan los royalties de cada producto que la compañía vende en el mundo, según el documental.

"Es Inter Ikea quien es el verdadero Ikea", asegura la investigación, que asegura que Ikea se ha ahorrado entre 15.000 y 20.000 millones de coronas suecas (1.700-2.200 millones de euros) en los últimos 20 años con este sistema, que obliga a cada tienda Ikea a pagar el 3% de sus ingresos como royalties a la sociedad Inter Ikea, radicada en Luxemburgo. La Interogo Foundation podría haber amasado una fortuna de hasta 100.000 millones de coronas suecas (11.300 millones de euros)

La compañía ha confirmado que Interlogo está controlada por la familia Kamprad y que la firma es propietaria de Inter Ikea Group, que es el propietario de la marca y que recibe royalties de cada tienda Ikea que hay abierta en el mundo.

Kamprad se defiende

Kamprad, que vive en Suiza desde 1976 expresamente para evitar los altos impuestos suecos, explicó esta estructura en comunicado, asegurando que está diseñada para preservar la independencia a largo plazo y la fortaleza financiera de Ikea. El fundador añade que la "eficiencia impositiva" era una parte natural de la cultura de bajo coste de la compañía.

"Siempre hemos visto los impuestos como un coste, igual que cualquier otro coste a la hora de hacer negocios", explicó en un comunicado Kamprad, que además insistió que paga sus tributos en cada país en el que opera y que cumple completamente con la ley.

Kamprad asegura que el dinero de esta fundación se mantenía como "un colchón financiero que sólo se usaría en el caso de que Inter Ikea experimentara dificultades financieras", y que no se utiliza para enriquecer a su propia familia. La estructura, según el fundador, que tiene 84 años, intenta asegurar "vida eterna" para Ikea tras su muerte.

"Mi solución fue establecer dos compaías separadas, Inter Ikea e Ikea, que son controladas por dos fundaciones sepradas", asegura el fundador, puntualizando que ha perdido los derechos de propiedad y de beneficios, aunque mantiene algo de control sobre ambas compañías.

Kamprad defiende que la misión de Interogo es invertir en la expansión y en los negocios que aseguren la supervivencia a largo plazo de Ikea.

El documental, sin embargo, asegura que el objetivo principal de la fundación es evadir impuestos. "Las operaciones de Inter Ikea son realizadas a través de un complejo montaje de sociedades a través de las cuales se diseminan los beneficios y que están situadas en los Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Islas Vírgenes y Chipre, todas con el objetivo de evadir impuestos", según STV.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin