Empresas y finanzas

Primera manifestación contra almacén gas Vinaroz reúne más de 5.000 personas

Alcanar (Tarragona), 2 sep (EFECOM).- Más de 5.000 personas, según la organización, han participado hoy en Alcanar en la primera manifestación convocada por la Plataforma en Defensa de las Tierras del Sénia en contra del proyecto de construcción de una planta y almacén de gas en Vinaroz (Castellón).

Los manifestantes, vecinos en su mayoría de la localidad de Alcanar, han recorrido a pie los 1,5 kilómetros que separan el centro de la localidad de los terrenos del vecino municipio de Vinaroz, en donde la empresa Escal GSL tiene previsto construir la planta terrestre del almacén de gas que quiere ubicar en la costa de Vinaroz.

En un punto de estos terrenos, y con la silueta del núcleo urbano de Alcanar al fondo, la Plataforma en Defensa de las Tierras del Sénia ha leído un manifiesto en donde se han enumerado las razones por las que se opone al almacén de gas.

El manifiesto ha advertido de los posibles peligros que la planta de gas comportará para la población de Alcanar y hasta se ha recordado el trágico accidente ocurrido hace 30 años en el cámping de los Alfaques de la vecina localidad de Sant Carles de la Ràpita, en donde murieron en 1977 casi 200 personas tras explosionar un camión cisterna.

"No se garantiza la seguridad de Alcanar porque en caso de una fuga de gas, una explosión o una avería, Alcanar sería el municipio más afectado", se ha alegado en el manifiesto, que ha recordado que la planta se situaría demasiado cerca del centro de la localidad.

En el texto se ha rechazado el almacén por el impacto visual que causarán las torres de la planta, los daños en la agricultura, en el incipiente turismo rural de la zona y en la pesca.

La Plataforma considera que las canalizaciones que se deberán construir para unir el almacén submarino de gas con la planta terrestre dañarán los caladeros de la zona y las especies marinas.

También se ha mostrado el temor a que la instalación del almacén de gas tenga un efecto llamada y "abra la puerta" a la instalación en los alrededores de Alcanar de "nuevas industrias peligrosas". "No queremos progreso abusivo y especulativo", se ha afirmado.

En el manifiesto también se ha recordado que el proyecto puede tener un elevado coste medioambiental porque la planta se ubicará delante del río Sénia, un paraje natural sobre el cual existe un proyecto de adecuación medioambiental y paisajística.

El portavoz de la Plataforma en Defensa de las Tierras del Sénia, Joan Ferrando, ha explicado que la plataforma se encuentra ahora en fase de visita por los municipios de la zona para informar de las repercusiones del proyecto de la empresa Escal y que esperan a escuchar las explicaciones del ministro de Industria, Joan Clos, en el Congreso de los Diputados.

Ferrando también ha especificado que la plataforma se opone a la totalidad del proyecto del almacén de gas y no solamente a la ubicación de la planta terrestre.

Por su parte, el teniente de alcalde del ayuntamiento de Alcanar, José Sancho, ha mostrado su escepticismo ante las posibles explicaciones que los responsables del proyecto puedan llegar a dar en Alcanar.

Entre los manifestantes de esta primera concentración en contra del almacén de gas se ha podido ver a varios representantes políticos, como el presidente del Grupo Popular en el ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, que veranea desde hace años en Alcanar.

También se ha podido ver en la cabecera de la manifestación a la diputada en el Congreso por el PSC Lluïsa Lizarraga y a los diputados en el Parlament Marta Cid (ERC) y Daniel Pi (ICV).

No obstante, en la manifestación no ha participado ningún representante del equipo de gobierno del ayuntamiento de Vinaroz. EFECOM.

ctor/rq/fv/fam

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin