Empresas y finanzas

Preocupación en el Reino Unido por la posible venta de Jaguar y Land Rover

Londres, 12 jun (EFECOM).- Los sindicatos del Reino Unido expresaron hoy su preocupación por la posible decisión de Ford de vender sus filiales Jaguar y Land Rover, mientras el Gobierno británico mantiene contactos con el fabricante automovilístico estadounidense.

Ford está planeando deshacerse de Jaguar (automóviles de lujo) y Land Rover (todoterrenos), dos marcas históricas de la industria automovilística británica, según publica hoy el "Financial Times".

De hecho, precisa el periódico, Ford ha pedido asesoramiento a los bancos Goldman Sachs, Morgan Stanley y HSBC para materializar la operación.

Aunque el gigante norteamericano, que se haya inmerso en un proceso de reestructuración, no ha confirmado todavía ese extremo, se espera que haga un anuncio oficial durante los próximos días.

Este lunes, varias informaciones periodísticas apuntaban a la compañía de capital de riesgo Alchemy Partners como principal interesado en la adquisición de Jaguar y Land Rover por hasta 6.000 millones de dólares (unos 4.410 millones de euros).

Sin embargo, el presidente de Alchemy Partners, Jon Moulton, negó hoy haber mantenido contactos con Ford, si bien reconoció el atractivo comercial de los dos fabricantes británicos.

Entretanto, los sindicatos británicos ya se han apresurado a manifestar su inquietud por el posible recorte de puestos de trabajo.

Jaguar emplea a 10.000 personas en sus fábricas de Coventry (centro de Inglaterra), Birmingham (centro) y Liverpool (norte), en tanto que Land Rover posee una plantilla de 9.000 trabajadores en los condados de West Midlands y Warwickshire, en el centro del país.

El secretario general conjunto del sindicato Unite, Tony Woodley, expresó su temor a una compra que implique una "fragmentación de activos", por lo que pidió la intervención del Gobierno.

En opinión de Woodley, "todo el mundo debe tomar las decisiones correctas", ya que están en juego "18.000 empleos directos y dos de las marcas más grandes de nuestra industria".

Desde Downing Street, residencia oficial del Primer Ministro británico, un portavoz confirmó que el Ejecutivo está "en contacto con la compañía".

"Aún creemos que Land Rover y Jaguar son dos compañías muy exitosas y tienen un futuro muy exitoso", agregó el citado portavoz oficial.

Ford, que se encuentra en una fase de remodelación, está afrontando dificultades en Estados Unidos debido a la dura competencia de sus rivales asiáticos.

Además, el fabricante estadounidense ha anunciado unas pérdidas de 282 millones de dólares (211,5 millones de euros) correspondientes al primer trimestre del año.

Land Rover, por su parte, logró en 2006 un récord de ventas de 192.500 vehículos y continúa dando beneficios, mientras que Jaguar no deja de perder dinero. EFECOM

pa/prb

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin