Empresas y finanzas

Expertos seguridad ven "ineficaz e inoperante" restricción líquidos aviones

Bruselas, 2 may (EFECOM).- Los expertos en seguridad y responsables de compañías de aviación europeas criticaron hoy las restricciones impuestas a los pasajeros aéreos para transportar líquidos en su equipaje de mano, y llegaron a tachar estas medidas de "ineficaces e inoperantes".

En una audiencia celebrada a instancias de la Alianza de Liberales y Demócratas, uno de los expertos, el director de Seguridad Internacional e investigador de la Universidad de París II, Christophe Naudin, mostró una bomba que había logrado introducir, dividida en varias partes, en las instalaciones del Parlamento Europeo.

Lo hizo para demostrar su teoría de que la prevención debe hacerse sobre las personas, no sobre los objetos, ya que un explosivo puede ser sólido, líquido o en polvo, o en combinación de cualquiera de estas sustancias.

Por ello, consideró "científicamente aberrante" y "comercialmente estúpido" que se haya decidido prohibir a los pasajeros transportar más de cien mililitros de líquido, una cantidad que tampoco se sostiene, ya que nada impide que varios potenciales terroristas embarquen por separado con sustancias explosivas y después las junten.

Por su parte, la responsable de Seguridad de la Asociación de Aerolíneas Europeas, Nathalie Herbelles, aseguró que los retrasos son más frecuentes desde la entrada en vigor de estas medidas, y expresó su temor a perder pasajeros que no comprenden por qué pueden subir a un avión una cuchilla de afeitar pero no una botella de agua.

Uno de los eurodiputados organizadores de esta audiencia pública, Ignasi Guardans (CiU), consideró que la norma que limita la entrada de líquidos es un "puro cuento para que la gente se quede más tranquila", no aumenta la seguridad y perjudica el futuro de la industria aérea.

Por ello, se mostró "convencido" de que la Comisión Europea debe "corregir los errores más graves de la norma" y revisarla dentro de unos meses.

Las actuales reglas estipulan que los pasajeros sólo pueden llevar en cabina líquidos en envases de hasta cien mililitros y dentro de una bolsa de plástico herméticamente cerrada cuyo global no supere el litro.

Esta normativa entró en vigor en los aeropuertos de la Unión Europea el pasado 6 de noviembre, como reacción a los planes desactivados el pasado verano por la Policía británica para hacer estallar aviones en pleno vuelo con explosivos líquidos. EFECOM

met/jj

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint