Empresas y finanzas

La italiana Enel compra el 10% de Endesa para bloquear la oferta de E.ON

UBS, que asesoró a Gas Natural, actuó de bróker de la italiana para comprar a 39 euros. Enel, controlada por el Estado italiano, podría comprar hasta un 24,9% de las acciones, tal y como señalaron operadores a Reuters y publican diversos medios italianos. Endesa ha vuelto a cotizar con unas ganancias del 0,47% y llega a los 38,3 euros

En diversos medios también se habla de un pacto entre Zapatero y Prodi que daría vía libre a la fusión Abertis-Autostrade, frenada por el Gobierno italiano.

Enel ha iniciado su desembarco en Endesa y ya controla el diez por ciento del capital social de la primera eléctrica española. Con el 10 por ciento de Enel y el 21 por ciento de Acciona sería muy difícil que E.ON pudiera desbloquear los blindajes de Endesa.

Enel tendrá derecho a voto en la reunión de accionistas del 20 de marzo siempre y cuando inscriba sus acciones en el registro cinco días antes de la misma. La eléctrica italiana dio ayer la orden de compra hasta un 25 por ciento del capital de la española a un precio de 39 euros por acción, es decir, 25 céntimos más que la oferta de la alemana E.ON.

Este límite del mandato de compra se impuso para evitar lanzar una opa, que además no podría realizarse al estar prohibido por la CNMV en estos momentos. La decisión del regulador de obligar a E.ON a fijar un precio definitivo debería impedir también que la compañía alemana pueda ahora elevar su oferta por Endesa.

La operación fue realizada ayer a través de UBS, el que fuera banco asesor de Gas Natural durante su opa, con inversores institucionales que lograban así obtener una mayor rentabilidad de la esperada.

La eléctrica italiana, que cuenta con más de 30.000 millones de euros para invertir, únicamente desembolsa 4.000 millones de euros. Aunque el monto total podría ser alrededor de 9.000 millones si alcanza el 25 por ciento.

Acciona indicó ayer que no tiene ningún acuerdo con la italiana para impedir la llegada de E.ON y la alemana se limitó a asegurar que no realizará comentarios hasta conocer los planes de Enel, que ponen en serios apuros su oferta.

Ayer, no obstante, parecía que más de uno estaba al tanto de la operación de la italiana ya que el ministro de Industria, Joan Clos, indicó que E.ON no tenía la opa ganada y luego tuvo que corregir. El presidente de Repsol YPF, Antoni Brufau, aseguró también ayer que la oferta de la alemana no estaba consolidada.

Dificultades añadidas

La compra de este 10 por ciento no deja el camino abierto a Enel, ya que Endesa cuenta en sus estatutos con una limitación para el acceso a su consejo que prohibe a empresas del mismo sector entrar en su máximo órgano de administración. Este argumento ya se esgrimió para impedir a Acciona entrar en el consejo.

La operación de la italiana podría además suponer riesgos para la competencia en Italia, donde la eléctrica española es el tercer operador, pero no en España, ya que la propia Viesgo- filial de Enel- es una escisión de Endesa. Enel, además, comparte participación en energías renovables con Unión Fenosa. Si Enel supera el 10 por ciento de Endesa tendrá que recibir la autorización de la Comisión Nacional de Energía.

Críticas del PP

El anterior gobierno del PP promulgó un Real Decreto en el que se obligaba a que cualquier empresa con participación pública que quiera comprar más de un 3 por ciento del capital de una eléctrica española requerirá la autorización del Gobierno. Esta medida se adoptó en aquel momento para frenar las intentonas de compra de EDF y ahora podría afectar a la italiana Enel que tiene un 30 por ciento de capital público.

El portavoz económico del PP en el Congreso, Miguel Ángel Arias Cañete, indicó que de confirmarse la llegada de Enel estaríamos ante un claro acto de intervencionismo económico del Gobierno", después del "fracaso" que, a su juicio, "tuvo ya el ex ministro de Industria , José Montilla.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud