Empresas y finanzas

El 24% de los costes de las empresas se atribuye ya al uso de la energía

  • El impacto en España es de los más altos, por detrás de Argentina, México y Brasil

El creciente impacto de los costes de energía en la rentabilidad de las empresas a nivel global, a raíz de la invasión rusa de Ucrania, ha puesto a la eficiencia energética en una posición prioritaria para estas, habiendo intensificado su carrera hacia la neutralidad en carbono. Las compañías españolas que han participado en el estudio afirman que una media del 24% de sus costes de explotación anuales son atribuibles al uso de la energía, uno de los más altos de todos los países encuestados, por detrás de Argentina, México y Brasil.

La consultora Sapio Research ha llevado a cabo un informe para ABB como resultado de un reciente informe publicado por las Naciones Unidas en el que se pide a los países miembros que disminuyan las emisiones de efecto invernadero para, así, frenar el cambio climático.

La encuesta mundial ha contado con la participación de un total de 2.294 empresas de 13 países distintos, entre ellos España, principalmente con tamaños comprendidos entre los 500 y 5.000 o más empleados. Sus resultados apuntan que el 98% de las compañías encuestadas de nuestro país ya está invirtiendo o tiene previsto invertir en eficiencia energética, ligeramente por encima de la media global del estudio, que se sitúa en un 97%.

Entre las conclusiones más relevantes destaca que más de 3 de cada 5 (62%) de los encuestados en España opina que el aumento de los costes energéticos supone una amenaza moderada o importante para la rentabilidad de su empresa (en total un 91% indica que supone una amenaza en cierta medida).

Además, cabe destacar que España es uno de los tres países en el que las empresas tienen previsto realizar mejoras a corto plazo en términos de eficiencia energética, haciendo efectivos los cambios este mismo año.

"España es un país consciente de la importancia de cuidar del medio ambiente y de mantenerse en constante búsqueda de nuevas soluciones que permitan apoyar un desarrollo sostenible y mejorar nuestra competitividad global. Por ese motivo, cada vez son más las compañías que buscan la forma de aprovechar el potencial de la tecnología para garantizar un futuro mejor para las nuevas generaciones", apunta Juan Bachiller, director general de ABB Motion en España.

Inversión en España

España se sitúa nuevamente entre las primeras posiciones de los países encuestados. Mientras que, a nivel global, cerca del 54% de las empresas ya están invirtiendo en mejorar en términos de eficiencia energética, en nuestro país ese dato asciende al 61%. Además, más de la mitad de las compañías consultadas tiene previsto realizar mejoras de eficiencia energética a lo largo de 2022 y otros 2 de cada 5 planean hacerlas en los próximos 2 a 3 años.

"El aumento demográfico y económico acelerará el cambio climático hasta un punto crítico si los gobiernos y la industria no intensifican sus esfuerzos. La creciente urbanización y el aumento de las tensiones geopolíticas también harán que la seguridad energética y la sostenibilidad sean aún más críticas", señala Tarak Mehta, presidente de ABB Motion.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.