Empresas y finanzas

EEUU suspende a Iberdrola la licencia para su interconexión con Canadá

  • La eléctrica pedirá al Juzgado de Maine que permita seguir con las obras

El Departamento de Protección Medioambiental de Maine ha decidido suspenderle a Iberdrola la licencia de construcción del proyecto New England Clean Energy Connect, la interconexión con Canadá que construye su filial Avangrid.

La institución deja así en manos de los tribunales el futuro de la llamada línea Necec, cuyas obras comenzaron hace más de un año y llevan ya prácticamente ejecutado la mitad de proyecto con casi 450 millones de euros invertidos.

La eléctrica española, no obstante, confía en que el próximo 15 de diciembre, un tribunal de Maine les permita seguir adelante con la construcción de la misma, ya que tiene previsto solicitar una orden judicial preliminar, para evitar que el referéndum aprobado por los votantes a principios de este mes entre en vigor el 19 de diciembre.

Iberdrola, a través de las sociedades Necec Transmission LLC y Avangrid Networks, presentó una demanda en el Tribunal Superior de Maine con la intención de impugnar la iniciativa ciudadana para paralizar el proyecto.

En el referéndum planteado, la Pregunta 1 proponía cambiar retroactivamente la ley de Maine para bloquear el proyecto Necec destinado a la importación de energía hidroeléctrica de Quebec a la región de Nueva Inglaterra.

Norma retroactiva

En opinión de la compañía, la iniciativa es inconstitucional y viola tanto la ley estatal y la ley federal. Sin embargo, tal y como explicaba la compañía española, la empresas de combustibles fósiles han hecho todo lo posible incluso engañar a los habitantes de Maine, para tratar de bloquear este proyecto de energía limpia. La demanda presentada ante el juzgado describe cómo la Pregunta 1 viola una serie de principios legales de los derechos de propiedad, la separación de poderes y las cláusulas de contratos de las Constituciones de Maine y de los EEUU.

Según la compañía española, un principio jurídico consagrado en la ley de Maine, los derechos adquiridos, protege al propietario que ha invertido en un proyecto. Si un propietario ha seguido las normas para obtener todos los permisos necesarios y comienza la construcción de un proyecto, las normas no pueden modificarse con carácter retroactivo para bloquear dicho proyecto. Este sería el caso de Necec que comenzó la construcción del proyecto de transmisión tras recibir todas las autorizaciones reglamentarias.

La Pregunta 1 también violaría los principios de separación de poderes consagrados en la Constitución de Maine al intentar revertir decisiones de los poderes ejecutivo y judicial a través de una acción legislativa. Este es el mismo principio que el Tribunal Judicial Supremo de Maine invocó en 2020 cuando rechazó una primera iniciativa ciudadana presentada por los opositores al proyecto. Finalmente, al intentar cancelar un contrato de arrendamiento de 25 años entre Necec y el estado de Maine, la iniciativa viola las cláusulas contractuales de la Constitución de Maine y de la Constitución de los Estados Unidos destinadas a proteger los contratos de la intrusión del gobierno.

Ahorro

La nueva línea de transmisión entre Quebec y Maine proporcionará 1.200 MW de energía hidroeléctrica renovable a la red de Nueva Inglaterra en Lewiston (Maine), suficiente para satisfacer la demanda de 1,2 millones de hogares. Una vez construida, NECEC será la mayor fuente de energía renovable de Nueva Inglaterra y supondrá a los clientes un ahorro de 190 millones al año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin