Empresas y finanzas

Sanidad pagará por la 'bala mágica' de Roche contra el cáncer solo cuando acierte

  • El medicamento se utilizará en segunda línea contra un tipo de linfoma
  • En diciembre, la compañía espera presentar nuevos datos clínicos

El Ministerio de Sanidad, en la última reunión de la Comisión de Precios, ha decidido dar luz verde al nuevo medicamento de Roche contra un tipo de linfoma. Una 'bala mágica' que ataca a las células tumorales sin afectar al resto y que se comercializará bajo el nombre de Polivy.

Empresa y administración han llegado a un acuerdo de financiación pionero, en el que solo se pagará de forma íntegra si la terapia cumple su objetivo y consigue que al paciente le desaparezca el cáncer. El medicamento se evaluará a las seis u ocho semana de haber completado el tratamiento.

Según los estudios preliminares de la farmacéutica, el medicamento suele cumplir el objetivo total en el 40% de los casos, pero de media duplica la supervivencia del paciente con los fármacos que se han utilizado hasta ahora (de cinco meses a más de doce). "Se trata de concebir un sistema que concilie a la innovación con el acceso rápido y la sostenibilidad del sistema sanitario", explicó Federico Plaza, director de Goverment Affairs de Roche España.

El acuerdo se circunscribe a la modalidad de pago por resultados. Si consigue la remisión completa, el servicio público de salud pagará la cuantía del medicamento. En el caso de que el paciente no respondiese, Roche no cobrará por el medicamento. El precio máximo, de momento, no ha trascendido.

En cualquier caso, los que sí se conoce es que el precio es dinámico, es decir, podrá variar en el tiempo. Se ha incluido en la herramienta que dispone el Ministerio de Sanidad para los medicamentos de alto impacto económico (Valtermed) y dependiendo de sus resultados en vida real, se revisará de forma anual.

El fármaco de la multinacional suiza tiene hoy por hoy una aprobación condicional de la Agencia Europea del Medicamento (categoría similar a la que se les ha dado a las vacunas contra el Covid). En España, se ha optado por ofrecer esta terapia en segunda línea junto a quimioterapia. Según los cálculos de la compañía, esto significa poder ofrecerlo al 15% de loe enfermos de este tipo de linfoma, lo que implica "varios cientos".

Sin embargo, este es solo el principio. Roche ya tiene en su mano nuevos resultados clínicos que mostrarían un mayor potencial del medicamento. Se presentarán en diciembre y si se cumplen las expectativas, el medicamento conseguiría dos cosas importantes para el desarrollo de negocio: se podrá dar a todos los pacientes (incluso en primera línea) y se podrán iniciar los trámites para tener la aprobación completa de las agencias regulatorias.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin