Empresas y finanzas

Los bancos quieren vender su exposición crediticia en cadenas hoteleras

  • Diferentes entidades negocian con fondos para desprenderse de sus posiciones
Foto: Dreamstime.

El impacto de la pandemia del coronavirus en el negocio hotelero español está durando más tiempo de lo previsto y las cadenas siguen analizando todas las alternativas posibles para ganar liquidez. Paralelamente, según han explicado varias fuentes financieras a elEconomista, diferentes bancos están tratando de vender su exposición crediticia a este negocio, al detectar que la recuperación va a tardar algo más de lo previsto. Por el momento, sólo Santander ha conseguido cerrar la venta de su posición en Hesperia, una de las cadenas más golpeadas por la pandemia, que está a la espera de recibir una inyección extra de 55 millones de la SEPI. Sin embargo, las mismas fuentes indican que se están produciendo numerosas negociaciones "en mercados secundarios para tratar de vender créditos a fondos, pero todavía hay un desajuste entre las expectativas de compra y las de venta".

"Los fondos quieren entrar con descuento, pero las entidades financieras todavía no los están llevando a cabo, quieren eliminar ese riesgo crediticio sin perder dinero, pero los inversores financieros no están dispuestos. Creemos que en los próximos meses el número de operaciones de este tipo se va a incrementar considerablemente conforme las hoteleras tengan que reestructurar su deuda y los bancos no quieran ceder en las negociaciones", añaden las mismas fuentes. "El problema es que todos confiábamos en una recuperación más rápida en el sector, pero las limitaciones de viaje de algunos países o las cuarentenas impuestas han hecho que el verano no se hayan conseguido los números esperados. A esto hay que unir el gran apetito de los fondos de deuda por España, donde llevan años buscando transacciones", continúan.

Liquidez del mercado

Las ayudas públicas concedidas por el Gobierno han frenado en seco muchas transacciones de deuda, pues numerosas compañías han decidido coger el dinero avalado por el Estado antes que analizar nuevas opciones de financiación con los fondos, que ofrecen el dinero de una forma más ágil, pero a un interés mayor. Sin embargo, los expertos consideran que estas operaciones "tarde o temprano se acabarán produciendo y más en aquellos sectores más golpeados por la pandemia, en los que los bancos no quieren permanecer si no ven un objetivo realista de recuperación".

Además, a la espera de que lleguen estas transacciones, el mercado de deuda sigue amasando ingentes cantidades de dinero: a 30 de julio de este 2021, el tamaño medio de un fondo de crédito era de 963 millones de dólares (810 millones de euros, al cambio actual), un 27% más que en 2020 y el 57% más que en 2016, según los datos de la consultora Preqin. España no se ha escapado de este fenómeno y en los últimos años ha visto cómo cada vez más inversores internacionales de estas características buscan oportunidades en uno de los países más bancarizados de todo el Viejo Continente.

Alternativas y consolidación

Frente a la presión de los bancos por salir de este negocio, son numerosas las cadenas hoteleras que están buscando nuevas vías para conseguir tener las cuentas más saneadas y reducir su fuerte endeudamiento. Muchas están optando por la venta de activos, aunque no es la opción preferida, y otras por alianzas con otras cadenas. Al hilo de esto, la situación actual puede provocar también, según los expertos, un aumento de la consolidación del sector, que todavía se encuentra muy atomizado en pequeñas y medianas cadenas en el país. En concreto, el 65% está en manos de 250 cadenas y el 35% restante pertenece a operadores independientes, según un informe de Banca March.

Esta consolidación ya ha ocurrido en otros mercados y sectores y puede ayudarles a la hora de obtener mayores sinergias y mejorar sus precios. En España, desde el año pasado Be Live (Globalia) y Bluebay Hotels estudian su fusión, pero la salida de Javier Hildalgo como consejero delegado de Globalia ha dejado en stand-by esta operación. A nivel global, la hotelera estadounidense Hyatt Hotels Corporation compró el pasado mes de agosto Apple Leisure Group (ALG) por 2.700 millones de dólares (2.270 millones de euros, al cambio actual) a los fondos KKR y KSL Capital Partners.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Mouse
A Favor
En Contra

Las ratas son siempre las primeras en abandonar el barco

Puntuación 0
#1