Empresas y finanzas

España se postula como centro global para interconectar cables submarinos

  • Promocionará las ventajas técnicas y eliminará todas las trabas administrativas
  • También incentivará la inversiones de los gigantes audiovisuales
  • la subasta de 26 GHz se realizará a finales de año o comienzo de 2022

España se ha propuesto convertirse en centro neurálgico de interconexión de decenas de cables submarinos para servicios de telecomunicaciones. Según ha reconocido Roberto Sánchez, secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, el Gobierno realizará una actividad de promoción para facilitar este tipo de actividades dadas las cualidades técnicas y geográficas del país.

"Es una actividad privada y muy dinámica, por lo que no se facilitarán ayudas económicas, pero sí se eliminarán barreras de tipo administrativo", apunta Sánchez. El objetivo consiste en "poner en valor las fortalezas de las grandes redes de interconexión y la calidad de los centros de procesos de datos".

En su intervención en el 35 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones, organizado por Ametic, el representante del organismo dependiente del ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital también destacó las fortalezas para convertirlo España en uno de los grandes centros de producción de servicios audiovisuales, desde cine, series de -tv, videojuegos, animación 3D y eSports.

Bandas milimétricas

Sánchez también indicó que la próxima subasta de frecuencias de 5G, correspondiente a la banda de 26 GHz, se realizará a finales de este año o principios del próximo. Se trata de la puesta en servicio de bandas milimétricas, que proporcionan altísimas velocidades y capacidades de conexión pero con muy corto alcance, idóneas para entornos industriales, así como aeropuertos, centros de convenciones o áreas empresariales con muchos usuarios concurrentes. En este caso, el Gobierno contempla la concesión parcial de estas frecuencias para uso compartido por las empresas.

Por su parte, Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, animó en el mismo encuentro sectorial que adopten los mecanismos multiplicadores promovidos por la Administración y aborden la modernización de sus organizaciones. "Nuestras pymes no están digitalizadas y por lo tanto no son competitivas", advierte Artigas tras recordar que el plan de digitalización de las pymes cuenta con 4.500 millones. "He sido empresaria y sé que una pyme no lee el BOE ni pierde una mañana en rellenar una solicitud", de forma que puedo poner las condiciones en el mercado pero si nadie va a buscarlas no sirve para nada. A lo anterior se suman otros 2.600 millones para el plan de modernización de la administración pública, un colectivo que "debe dejar de ser una fuente de burocracia".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud