Empresas y finanzas

Espiga y Talde venden Deltalab por 200 millones a la tailandesa SCGP

Foto: Getty.

Los fondos españoles Espiga Capital y Talde han cerrado la venta de Deltalab, su participada especializada en materiales sanitarios, a la tailandesa cotizada SCGP. La operación, según fuentes de mercado, está valorada en torno a los 200 millones de euros. Deltalab es líder en materiales sanitarios de un solo uno, tales como jeringuillas, hisopos o tubos de extracción, entre otros. Un negocio que se ha incrementado notablemente como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

De esta manera, se pone fin a un proceso iniciado a finales del pasado año de la mano de la boutique de asesoramiento Greenhill, que atrajo el interés de diferentes compañías del sector. Las mismas fuentes indican que el grupo tailandés llevaba varios meses negociando en exclusiva con los vendedores para quedarse con la catalana. SCGP cotiza en la Bolsa de Tailandia con una capitalización bursátil cercana a los 7.000 millones de euros y es el mayor productor de soluciones de packaging del país.

En un primer momento, varios fondos de capital riesgo analizaron la posibilidad de invertir en la compañía, pero finalmente lo descartaron al considerar que los múltiplos exigidos estaban disparados por el impacto del coronavirus. El pasado año, Deltalab registró unas ventas de 72,5 millones de euros frente a los casi 40 millones de 2019.

En este sentido, el negocio sanitario lleva en el punto de mira de los fondos de capital riesgo de todo el mundo desde hace años, al calor de una mayor preocupación por el bienestar y la salud.

Negocio refugio

Sin embargo, tras la pandemia, el apetito de los inversores ha crecido notablemente al considerar a este sector como "refugio" y ver cómo en muchos casos su facturación se ha disparado. Por ello, además de Deltalab, hay un buen número de gestores que han decidido aprovechar el momento para monetizar sus inversiones y hay varios procesos en marcha.

En cualquier caso, desde la entrada de Espiga en 2016, la compañía ha elevado fuertemente sus ventas, tanto a nivel nacional como internacional. Por su parte, Talde está presente en el accionariado desde el año 2009, pues reinvirtió con la entrada de Espiga. Junto a estas dos gestoras españolas, la catalana ha ampliado también su catálogo de productos exponencialmente. Por ejemplo, en estos últimos meses, ha desarrollado nuevos artículos relacionados con la lucha contra el coronavirus.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin