Empresas y finanzas

Rovi y Lonza fabricarán 600 millones de vacunas para Moderna desde finales de 2021

  • Moderna cierra la tercera fábrica en Europa
  • Rovi comenzará los trabajos en septiembre

El suministro de la vacuna de Moderna a Europa se fabricará netamente en el continente desde finales de 2021. Rovi y Lonza, principales socios de la biofarmacéutica estadounidense, producirán 600 millones de la dosis que se utilizará como refuerzo de los ya vacunados a partir de 2022.

Tres serán las fábricas comprometidas en esta tarea: dos de Lonza, en Suiza y Holanda, y la de Rovi en Granada. De hecho, Moderna acaba de cerrar el acuerdo con la farmacéutica helvética para comprometer, precisamente, las instalaciones de Países Bajos. Los trabajos en España se pondrán en marcha en septiembre y la farmacéutica americana confía en que los primeros lotes saldrán a finales de este año.

"Además de las inversiones previamente anunciadas en la fabricación de fármacos con Rovi en Granada, España, la Compañía ahora espera poder suministrar el equivalente a 600 millones de dosis anuales para el recuerdo de producción dentro de la Unión Europea. Se espera que las instalaciones situadas en la Unión Europea estén operativa antes de finales de 2021", explica Moderna.

El suministro de Moderna hasta ahora ha estado muy alejado de lo ofrecido por los competidores. De hecho, la gran mayoría de sus vacunas, sobre el 90%, se han quedado en suelo estadounidense. Se espera que dentro de unas semanas la balanza comience a equilibrarse y vaya aumentando paulatinamente el suministro en Europa. 

Moderna ya trabaja con Rovi y Recipharm (Francia) para el llenado y acabado de la vacuna en Europa y recientemente entró en un acuerdo de suministro y servicios de fabricación con Samsung Biologics en Corea del Sur para proporcionar el envasado comercial adicional a gran escala.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Esperemos a las españolas
A Favor
En Contra

Las vacunas son eficaces para lo que anunciaron que serían: disminuir la muerte y la hospitalización por covid. Pero no lo son tanto para evitar el contagio.

De hecho, no se diseñaron con ese objetivo, porque no era lo más urgente. Muchas de las que lleguen más tarde -como la que desarrolla en el CSIC-CNB Mariano Esteban y Luis Enjuanes- sí serán esterilizantes.

Pero las que se están administrando ahora no lo son: no evitan la infección, que sufras la enfermedad ni que la transmitas.

Y si un vacunado se infecta, aunque tenga menos posibilidades de morir o acabar en la UCI, puede contagiar el virus a otras personas.

Puntuación 2
#1