Empresas y finanzas

Sacyr elevará su resultado operativo más del 17% en 2021

  • Bajará la deuda corporativa en más de 300 millones con nueva financiación verde
Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Sacyr cerró el primer trimestre con un crecimiento del resultado bruto de explotación (ebitda) del 16,9%, hasta 193,6 millones de euros, y la previsión del grupo es prolongar este incremento e incluso elevarlo para el conjunto de 2021, según ha avanzado este jueves el presidente de la compañía, Manuel Manrique.

Sacyr afronta la nueva etapa, impulsada por el plan estratégico 2021-2025, con la fortaleza que le confiere su apuesta por el negocio de concesiones que alberga una capacidad de generación de ebitda próximo a los 20.000 millones, de acuerdo con las estimaciones de Sacyr, que durante 13 trimestres consecutivos mejoró su rentabilidad con un margen bruto del 18,3%, frente al 16,8% anterior. Sacyr ingresó 1.056,9 millones hasta marzo, lo que representa un alza del 7,3%. Mientras, el beneficio neto atribuible se contrajo un 20,6%, hasta 25,5 millones, debido a los resultados extraordinarios por la venta de la autopista de Guadalmedina en 2020.

Al cierre de marzo, la compañía aumentó su deuda neta hasta los 5.606 millones, un 7,6% más que en diciembre

Además del crecimiento, el otro gran objetivo que se ha fijado Sacyr es la reducción del endeudamiento corporativo. Al cierre de marzo, la compañía aumentó su deuda neta hasta los 5.606 millones, un 7,6% más que en diciembre, como consecuencia fundamentalmente del pago de la devolución de anticipos decretado en el laudo de 2020 sobre el contrato de Panamá. La previsión de la firma es rebajar a final de año la deuda neta con recurso en más de 300 millones, desde los 991 millones actuales. Así, proyecta situarla por debajo de 700 millones al término de 2021 y continuar en 2022 con un nuevo recorte "muy significativo" en aras de poder eliminarla completamente en el marco del nuevo plan estratégico.

Para ello, Sacyr trabaja en diferentes fórmulas, entre las que sobresale una operación de financiación verde por unos 150 millones. El objetivo de esta operación es asociar la deuda de proyectos de servicios medioambientales (Valoriza) a los propios ingresos que genera la actividad. Además, destinará a la reducción de la deuda con recurso cerca de 30 millones de los flujos sobrantes de los dividendos de las concesiones, una vez cubiertas las in- versiones previstas, y los flujos positivos que se obtengan de la gestión activa de la participación en Repsol, así como otras posibles financiaciones verdes en servicios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin