Empresas y finanzas

LEM Loan eMarket lanza la tiquetización de deuda inmobiliaria mediante 'blockchain'

  • La plataforma permitirá invertir en la compra de créditos a partir de 1.000 euros
  • Este negocio ofrece un retorno de entre el 10% y el 15%, según la empresa

LEM Loan eMarket, marketplace europeo de compraventa de deuda inmobiliaria, se convierte en la primera empresa en tiquetización de posiciones de deuda inmobiliaria con la implementación de tecnología blockchain. Según explica la compañía a elEconomista, los inversores que decidan apostar por este modelo "podrán obtener intereses anuales de entre un 10% y un 15% sobre la cantidad invertida".

La empresa, que prevé adquirir 5 millones de euros en créditos a través de este modelo de negocio durante 2021, confía en que la tiquetización sea su mayor generador de actividad. Así, para 2022 planea duplicar este importe y alcanzar los 10 millones de euros.

La tiquetización de deuda inmobiliaria que ofrece el marketplace es un modelo de inversión en el que el usuario puede adquirir fracciones en la cesión de un crédito non-performing, es decir, no operativo.

¿Cómo se estructura?

Esta operación, por un lado, genera un contrato entre la LEM Loan eMarket y el inversor, acreditando la propiedad de esa fracción; por otro, con el fin de añadir transparencia a la operación, también se genera un contrato registrado a través de tecnología blockchain que garantizará la titularidad del porcentaje de la posición.

"Se trata de una operación por la que, por ejemplo, un crédito de 100.000 euros puede ser fraccionado para que 100 inversores puedan invertir en un 1% de la deuda total, aportando 1.000 euros cada uno", explica la firma.

Una vez recibido el capital de parte de los inversores, que pueden invertir a partir de los 1.000 euros, el marketplace compra la totalidad del crédito, convirtiéndose acreedor principal de esa deuda, y, posteriormente, mediante venta acordada o ejecución, adquiere el inmueble.

Una vez el inmueble está en manos de LEM Loan eMarket, la empresa vende el activo y reparte proporcionalmente los beneficios a los inversores, cobrando un porcentaje de los mismos en concepto de gestión.

"Se trata de operaciones que pueden durar uno o dos años, por lo que el inversor tendrá que esperar hasta el final del proceso para ver los beneficios y recuperar la inversión", aclara Miguel Arimont Lincoln, CEO de LEM Loan eMarket. Asimismo, destaca que el usuario que invierte en este tipo de operaciones no podrá revender su titularidad sobre la posición y, en el caso de que la operación no se pudiera llevar a cabo, el inversor recibiría un reembolso de la cantidad íntegra invertida.

'Blockchain' para garantizar la transparencia

Para garantizar la total transparencia de las operaciones, LEM Loan eMarket utiliza tecnología blockchain, que las registra y publica de manera anónima, con el objetivo de poder ser consultadas libremente a través de un código identificativo. "No somos la primera plataforma en utilizar blockchain, pero sí somos la primera empresa en tiquetizar posiciones de deuda inmobiliaria y validar las operaciones mediante blockchain", afirma Arimont Lincoln

Además, la empresa utiliza como pasarela de pago para el cobro del capital invertido la plataforma Mangopay, que está regulada para operar en mercados europeos y transfiere las cantidades al servidor digital de LEM Loan eMarket para ser posteriormente transferido a los fondos correspondientes.

¿Quién puede invertir?

Todos los inversores tienen que ser cualificados para poder operar en la tiquetización de posiciones de deuda inmobiliaria. "Antes de acceder a la plataforma para invertir en este tipo de inversión, se ha creado un formulario para que el inversor declare y se comprobará si este cumple con la definición de inversor cualificado", explica Arimont Lincoln.

Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los inversores cualificados minoritarios son "...las pequeñas empresas y las personas físicas que, cumpliendo determinados criterios, soliciten ser considerados inversores cualificados".

Dichos requisitos están contemplados en el artículo 78 bis.3 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, que identifica como inversores acreditados "los empresarios que, individualmente, tengan un total de partidas de activo igual o superior al millón de euros, que tengan una cifra anual de negocio de, al menos, dos millones de euros o que posean recursos propios iguales o superiores a 300.000 euros".

Además, también incluye a "las personas físicas que tengan ingresos anuales superiores a 50.000 euros o un patrimonio financiero de más de 100.000 euros o que soliciten en la plataforma, con carácter previo, la consideración de inversores acreditados y renuncien de forma expresa a ser tratadas como inversores no acreditados".

Por último, "las pequeñas y medianas empresas y el resto de entidades no incluidas en los otros apartados también podrán ser consideras como inversores acreditados si renuncian expresamente a ser considerados como inversores no acreditados".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin