Empresas y finanzas

Fenin pide una inversión de 2.600 millones para modernizar la sanidad

  • La patronal insta al Gobierno a utilizar para esta partida los fondos europeos

La Patronal de Tecnologías Sanitarias (Fenin) ha elaborado un proyecto para modernizar el sistema sanitario público de España. Para ello piden una inversión de 2.600 millones de euros e instan al Gobierno y las comunidades autónomas a emplear una parte de los fondos europeos para la reconstrucción. "De acuerdo con la temporalidad plurianual de los Fondos de Recuperación y Resiliencia (2021-2026), el compromiso de fondos deberá circunscribirse en el periodo 2021-2023, con un despliegue de proyectos hasta el año 2026", explican desde la patronal a elEconomista.

La consolidación de financiación que propone Fenin implica un ejercicio conjunto y sinérgico entre lo público y lo privado y también entre las distintas Administraciones que se encargarán de las partidas de financiación. Hasta la fecha, la patronal ha presentado el proyecto al Ministerio de Ciencia y tiene pedidas reuniones con los de Economía, Industria y Sanidad, si bien aún no hay fecha para esas citas. Al unísono, han comenzado a contactar con las autonomías, que al fin y al cabo son las que deben aparejar la petición económica a un proyecto concreto.

Fenin divisa seis áreas que se deben mejorar dentro del Sistema Nacional de Salud. Una de las principales es solucionar el problema de obsolescencia que tiene el parque tecnológico de los hospitales públicos. Según los datos de la patronal, contabilizados a principios de 2020, la inversión que necesita España es de 1.600 millones durante cuatro años.

En los presupuestos para el ejercicio 2021 el Ejecutivo tiene establecido una inversión de 400 millones de euros, cifra que debería repetirse durante toda la legislatura. Con ello, la patronal asegura que se mejorarán los diagnósticos y se podrá incrementar la digitalización de los datos médicos para conseguir mejores resultados en salud.

Precisamente, la patronal pone el foco en ese dato sanitario, capaz si se sabe procesar de conseguir ahorros económicos y mejoras sanitarias para los pacientes. Hay muchos expertos que aseguran que la implantación del big data en sanidad es una de las asignaturas pendientes del sistema español y, además, conseguir implementarlo favorecerá un cambio de modelo de un sistema reactivo, como el actual hacia uno preventivo. Ese cambio de paradigma se asocia con la consecución de la sostenibilidad de sistema a largo plazo.

"Los proyectos de este plan dan respuesta a los retos planteados en el apartado de Renovación y Ampliación de las Capacidades del SNS, encuentran soporte en 7 componentes más de los 30 propuestos en el plan España Puede y contribuyen a alcanzar los objetivos marcados en los ámbitos de la transición ecológica, digital, cohesión social, económica y territorial e igualdad de género", dicen desde la patronal. Asimismo, recuerdan también la necesidad de avanzar en la interoperabilidad autonómica.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin