Empresas y finanzas

La Bio-refinería del futuro ya ha comenzado a ser una realidad

  • La refinería de bp en Castellón emplea más de 500,000 toneladas al año de ecocombustibles para producir y formular sus propios combustibles

El sector del refino vive su mayor proceso de transformación de los últimos cincuenta años. Está inmerso en una transición hacia una industria de cero emisiones a la que se llegará por medio de inversiones multimillonarias. Una transformación que contribuirá a la recuperación económica y a acelerar la descarbonización de la economía.

En la carrera de la transición energética, bp se sitúa en las primeras posiciones en cuanto a un mayor grado de ambición en sus objetivos climáticos. bp es una de las pocas compañías de su sector que se ha comprometido a ser emisiones netas cero en términos absolutos, tanto en sus operaciones como en su producción de petróleo y gas. En concreto, su ambición es conseguir emisiones netas cero en 2050 o con anterioridad y, para ello, la compañía ha fijado metas claras y traceables tanto a corto, como a medio y largo plazo.

La refinería de bp en Castellón es una de las piedras angulares en la hoja de ruta hacia la consecución de esa neutralidad climática. Es una referencia a nivel mundial, y es considerada una de las refinerías más eficientes y sostenibles de la compañía. Su futuro pasa por su trasformación en un centro eficiente de cero emisiones y, para ello, bp desarrolla programas para incentivar los ecocombustibles, la eficiencia energética, el hidrógeno de bajas emisiones, y la captura de carbono.

Así, la refinería de bp emplea más de 500,000 toneladas al año de ecocombustibles para producir y formular sus propios combustibles. De esta forma, el equivalente al 15% del gasóleo producido es renovable. Los ecocombustibles son necesarios y deben complementar la electrificación en todos los sectores, especialmente en el transporte pesado y marítimo, donde existen menos alternativas tecnológicas. Actualmente es la única solución técnica y económicamente viable para el transporte aéreo.

En la misma línea, la refinería de bp de Castellón apuesta por la producción de hidrógeno de bajas emisiones. De hecho, actualmente, el sector del refino es el mayor consumidor de hidrógeno. La producción convencional de hidrógeno en una refinería, a partir de hidrocarburos, supone en torno al 10-20% del total de emisiones de la planta.

Sin embargo, la refinería se ha anticipado al futuro. En 2005 bp inauguró la planta de captura de CO2 en la unidad de hidrógeno, con capacidad para reducir las emisiones en 80.000 toneladas/año. Desde entonces una parte importante del hidrógeno producido en Castellón tiene el potencial de convertirse en hidrógeno de bajas emisiones.

Para acelerar las inversiones necesarias en desarrollos tecnológicos que permitan alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2, es indispensable garantizar la neutralidad tecnológica. Es decir, que todas las tecnologías puedan competir entre sí en igualdad de condiciones. En este sentido, la imposición de un precio al CO2, es, sin duda, la fórmula más eficiente para poder competir y poder desarrollar tecnologías más eficientes. Una medida que es sostenible y beneficia a los consumidores.

Refinería de bp de Castellón

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin