Empresas y finanzas

Inspire Brands compra el grupo de Dunkin' Donuts por 9.680 millones de euros

  • La compra se ha calculado sobre un valor de 91,20 euros por acción
Imagen: Reuters

La compañía de restaurantes Inspire Brands ha llegado a un acuerdo con el grupo Dunkin, matriz de las cadenas de comida rápida Dunkin' Donuts y Baskin Robbins por 9.680 millones de euros (11.300 millones de dólares).

La compra se ha calculado sobre un valor de 106,5 dólares (91,20 euros) por acción, más de 6 dólares por encima del precio que marcaron las acciones este viernes al cierre de Wall Street (99,71 dólares), e incluye la compra de la deuda de la compañía, según un comunicado de Dunkin.

En la actualidad, Dunkin cuenta con más de 12.500 franquicias de Dunkin' Donuts y otras 8.000 de Baskin-Robbins en 60 países.

Inspire Brands posee más de 11.000 establecimientos de las cadenas de restaurantes Arby's, Buffalo Wild Wings, SONIC Drive-In y Jimmy John's, cuyas ventas se elevan a 15.000 millones de dólares anuales.

Dunkin' Donuts, especializada en bebidas calientes, repostería y desayunos y la heladería Baskin-Robbins seguirán operando tras la compra con sus nombres y de manera separada al resto de las marcas de Inspire Brands.

El cofundador y director ejecutivo de Inspire Brands aseguró sobre la fusión que "Dunkin' y Baskin-Robbins son líderes de su categoría con más de 70 años de historia, y juntas son dos de las marcas de restaurantes más conoicdas del mundo (...) "Al unirse a Inspire, estas marcas agregarán experiencias y oportunidades complementarias a nuestra cartera actual".

Ambas franquicias cuentan también con más de 15 millones de miembros en sus programas de fidelización, según la nota difundida por Dunkin en la que los directivos de ambas compañías prevén que la compra pueda completarse a finales de este año.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.