Empresas y finanzas

Coca-Cola recortará su plantilla en EEUU, Canadá y otros países para reorganizar su actividad e impulsar su crecimiento

  • Un primer programa de baja voluntaria se ofrecerá a 4.000 empleados

The Coca-Cola Company llevará a cabo una reorganización de su actividad con el fin de impulsar el crecimiento futuro de la multinacional, para lo que acometerá un ajuste de plantilla, incluyendo un programa de bajas voluntarias en Estados Unidos, Canadá y otros muchos países con el fin de minimizar los recortes forzosos de personal, según ha anunciado la empresa.

"Los cambios estructurales de la empresa darán como resultado la reasignación de algunas personas y recursos, incluyendo reducciones voluntarias e involuntarias de empleados", ha anunciado la compañía sin ofrecer más detalles acerca del alcance de este ajuste de plantilla. 

El programa de bajas voluntarias se ofrecerá en primer lugar a unos 4.000 empleados de la multinacional en los Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico y se presentará un programa similar en muchos otros países con el objetivo de reducir el número de bajas involuntarias, ha indicado la empresa, que espera asumir un coste de entre 350 y 550 millones de dólares (294 y 462 millones de euros).

Las empresas embotelladoras asociadas a Coca-Cola suponen 700.000 empleados en todo el mundo, aunque la compañía no se ha referido a si sobre estas impactará de algún modo el ajuste planteado. 

Nuevas unidades operativas

El fabricante de refrescos ha anunciado su intención de aligerar su organización con el establecimiento de nueve nuevas unidades operativas bajo cuatro segmentos geográficos, además de Global Ventures y Bottling Investments, que reemplazarán el actual modelo de 17 unidades de negocio de Coca-Cola.

Asimismo, la multinacional de Atlanta está llevando a cabo un proceso de racionalización de su cartera que conducirá a una selección de marcas globales, regionales y locales con mayor potencial de crecimiento.

Para impulsar estas iniciativas y apoyar a las unidades operativas, la compañía está reforzando y profundizando su liderazgo en cinco categorías globales con las mayores oportunidades de consumo: Coca-Cola; Sabores chispeantes; Hidratación, Deportes, Café y Té; Nutrición, Zumos, Leche y Vegetales; Categorías emergentes.

Los responsables de estas categorías globales dependerán del director de marketing de Coca-Cola, el español Manuel Arroyo, mientras que los jefes de las nuevas unidades operativas reportarán al presidente y jefe de operaciones de la compañía, Brian Smith.

Por otro lado, la compañía ha anunciado la creación de una plataforma de servicios que dará soporte a las unidades operativas, categorías y funciones para ganar eficiencia y brindar capacidades a escala en todo el mundo, incluyendo ámbitos como la gestión de datos, análisis de consumidores, comercio digital y centros sociales/digitales. Dichos servicios estarán dirigidos por el vicepresidente sénior y director de información y servicios integrados, Barry Simpson.

"Los cambios en nuestro modelo operativo cambiarán nuestro marketing para impulsar un mayor crecimiento y acercar la ejecución a los clientes y consumidores, al mismo tiempo que se prioriza una cartera de marcas sólidas y un marco de innovación disciplinado", declaró el presidente y consejero delegado de Coca-Cola, James Quincey. "A medida que implementamos estos cambios, seguimos evolucionando nuestra organización, lo que incluirá cambios significativos en la estructura de nuestra fuerza laboral", añadió.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin