Empresas y finanzas

Ramón Reyes (AECC): "Durante la pandemia ha habido unos 20.000 casos nuevos de cáncer sin diagnosticar"

  • El nuevo presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer cuenta su proyecto

La Asociación Española Contra el Cáncer estrena nuevo presidente. Ramón Reyes tiene por delante un sinfín de retos para lograr que el abordaje oncológico sea más eficiente y, además, adelanta a elEconomista que se apoyará en las empresas para lograr que ningún paciente se quede en el olvido.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la Asociación Española Contra el Cáncer?

El mantra con el que empezamos esta etapa es el de poner al paciente en el centro. Es un reto que hemos tenido siempre. Nuestra misión es paliar el sufrimiento de las personas con cáncer. Queremos asegurar que tenga las mismas oportunidades sin importar el sitio en el que viva. Nuestro objetivo, en síntesis, es la equidad del paciente. Para ello tenemos que alinear nuestras actuaciones en el territorio y apostar por los 30.000 voluntarios que tenemos. Debemos ser muy eficientes para devolver a la sociedad, multiplicado, su apoyo en forma de ayuda para los enfermos de cáncer.

Hay dos problemas que siempre salen a relucir cuando se habla de cáncer en España: equidad en el acceso y la incorporación de tecnología para el diagnóstico precoz. ¿Qué estrategias tiene para resolverlos?

Nuestro objetivo responde al primero de esos problemas. La atención debe ser la misma en todos sitios. Nosotros trabajamos estrechamente tanto con los sistemas sanitarios como a través de influir en los estamentos gubernamentales para que esto ocurra. Ahora con la crisis se van a notar más desigualdades entre distintas provincias, por lo que vamos a poner más énfasis en esta tarea. Respecto al diagnóstico precoz, uno de nuestros ejes de acción es la prevención, porque se puede evitar entre el 40% y el 50% de los cánceres, simplemente con estilos de vida más sanos. También tenemos los programas de cribado, que son esenciales. Tenemos mama, colon... ahí la tecnología influye y el acceso a ella debe ser utilizado.

¿Cómo ha afectado el Covid-19 a los enfermos de cáncer?

Tenemos datos provisionales que provienen de los grandes hospitales de Madrid, aunque hay que consolidarlos con el resto de España. Las cifras dicen que en los tres meses de confinamiento se han producido entre un 30% y un 40% menos de diagnósticos de casos nuevos de cáncer. ¿Esto qué representa? Pues que los hospitales han estado centrados en el Covid y no había capacidad de nuevos diagnósticos. Eso sí, los tratamientos de los enfermos se han seguido. En España se diagnostican unos 275.000 casos nuevos de cáncer al año, por lo que ha habido entre 18.000 y 20.000 casos nuevos que no se han diagnosticado. El Covid ha bajado pero el cáncer sigue en el mismo sitio.

El coste del cáncer está por encima de los 19.300 millones de euros en España

¿Cuál es el impacto económico del cáncer en España?

Nosotros tenemos un estudio realizado con Oliver Wyman. El coste está por encima de los 19.300 millones de euros. Ahí se incluyen todos los costes, de medicamentos, de bajas, el que asumen las familias... De este coste, el 45% lo asumen las familias. Por eso tenemos ahora por delante un grave problema. Ante este coste para las familias en un contexto de crisis e incertidumbre que vamos a vivir, sin que nadie pueda aventurar cómo va a ser, el hacer frente a ese coste es muy importante. En pleno Covid hemos puesto en marcha un fondo de 3 millones de euros, que se ha agotado inmediatamente, para familias en riesgo de exclusión. Del coste que acabo de decir, un tercio lo asume el sistema sanitario, de ahí que también debamos abogar por la prevención.

Una de las líneas de su programa es un enfoque hacia las empresas. ¿Cómo se va a materializar?

La digitalización y la tecnología va a jugar un papel muy importante porque tenemos que conectar a todos los implicados en esta enfermedad. Queremos abordar una alianza con una gran tecnológica para todos los aspectos de intercomunicación y favorecer el acceso del colectivo para optimizar nuestra labor. Siempre accedemos a las empresas haciéndoles una oferta de valor para ver qué podemos hacer de forma conjunta para que el cáncer tenga un impacto menor. De nuestro presupuesto total, el 92% son aportaciones privadas, una parte importante son los socios, pero una parte creciente son las empresas, que están más sensibilizadas hacia los aspectos sociales. Vamos a trazar alianzas de colaboración mutua para optimizar los servicios que prestamos a la sociedad, que es nuestra razón de ser.

Queremos abordar una alianza con una gran tecnológica para la digitalización

¿Puede adelantar alguna alianza concreta que responda a este objetivo que explica?

Estoy tratando de hacer una alianza con una gran tecnológica española para lograr esto que acabo de explicarle. La pobreza tecnológica es un elemento adicional a la pobreza que origina muchos tipos de cáncer. El año pasado hicimos un estudio y entre 28.000 y 30.000 personas, sobre todo autónomos, entran en riesgo de exclusión total por los costes que supone hacer frente a un cáncer. Si se le añade pobreza tecnológica... por eso quiero trabajar con esta tecnológica, para optimizar actuaciones e interconexiones que nos ayuden a luchar contra ello. No puedo avanzar más porque estamos trabajando ahora en esto. Pero sí le digo que la digitalización es un punto clave porque tenemos que llegar al 100% de los pacientes.

Su programa habla de acercar los resultados del laboratorio al paciente. ¿Qué dificultades tienen?

Invertimos en todas las fases de investigación 20 millones. Apoyamos que el nivel de excelencia de la investigación suba. Queremos impulsar ensayos clínicos no comerciales para beneficio del paciente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin