Empresas y finanzas

La Audiencia Nacional vuelve a rebajar la fianza del presidente de Ausbanc en otros 100.000 euros

Luis Pineda. Foto: Archivo.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha vuelto a rebajar en otros 100.000 euros -hasta los 100.00-- la fianza impuesta al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, para eludir la prisión provisional mientras se le juzga por presuntos delitos de organización criminal, extorsión, estafa y blanqueo de capitales.

La fianza inicial se impuso en 500.000 euro y después fue reducida a 200.000 en abril de 2019, lo que permitió al empresario salir de la cárcel donde esperaba juicio desde 2016.

La vista por este caso se interrumpió tras varias sesiones el pasado 13 de marzo, un día antes del decreto del estado de alarma. Los magistrados decidieron ese día suspender la sesión debido a que uno de los acusados, el que fuera tesorero de Ausbanc Alfonso Solé, comentó que su pareja había dado positivo en coronavirus, pese a lo cual él se presentó en la sala.

En el auto al que ha tenido acceso Europa Press, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional valora para la nueva rebaja el hecho de que Pineda haya asistido a todas las sesiones de la vista oral que se han celebrado por el momento, por lo que la cifra de 100.000 se considera suficiente para asegurar su presencia en lo que queda de juicio.

Se da la circunstancia de Pineda, a la vez que es juzgado por el caso Ausbanc - por supuestas extorsiones a entidades bancarias--, es al a vez perjudicado y ejerce la acusación en otra causa que se investiga en la Audiencia Nacional, por los encargos del BBVA al comisario jubilado en prisión José Manuel Villarejo.

Juicio por la tarde

Por otra parte, la reanudación del juicio contra Ausbanc y el sindicatos Manos Limpias que quedó interrumpido por la pandemia de covid-19 continuará el 22 de junio pero las sesiones previamente fijadas deberán celebrarse en sesiones vespertinas a partir de las 16.00 horas, tras constatar el tribunal que por las mañanas ya estaba prevista la celebración de un juicio con preso, que tiene preferencia. En caso necesario se habilitarán sábados y domingos, señala la providencia dictada este martes.

Las sesiones de este juicio, que quedaron interrumpidas en pleno interrogatorio del fiscal a los acusados, se ha fijado para los días 22 y el 23 de junio, a los que seguirán el 20 y 21 de julio.

En este procedimiento la Fiscalía pide para Pineda 118 años y 5 meses de cárcel y para el presidente del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad, 24 años y 10 meses, al acusarles de delitos de organización criminal y extorsión, a lo que en el caso del primero añade estafa y blanqueo de capitales y le pide una multa de 10 millones de euros.

Para la que fuera abogada de la acusación popular en el 'caso Nóos', Virginia López Negrete, el Ministerio Fiscal solicita 11 años y 11 meses de cárcel por organización criminal y extorsión. El fiscal, que además reclama la disolución de todas las sociedades vinculadas a Ausbanc y Manos Limpias, dirige su acusación contra siete personas más, para los que solicita penas que oscilan entre los 16 y los 66 años de prisión.

La Fiscalía detalla en su escrito de acusación cómo el principal acusado ideó la creación de una asociación "sin finalidad de lucro" que denominó Ausbanc pero que en realidad buscaba el enriquecimiento ilícito personal a través de tres canales principalmente: las cantidades que bancos y empresas pagaron ante las amenazas de realizar campañas públicas de desprestigio en su contra, las provenientes de subvenciones, y las cuotas de los asociados adheridos --quienes además no podían participar en la toma de decisiones de Ausbanc--.

Así, habla en su escrito de acusación provisional de una estructura de la organización en cuya cúspide sitúa a Pineda por ser el encargado de buscar financiación y ocultarla bajo presuntos convenios publicitarios a cambio de publicidad favorable en sus revistas.

También la conseguía negociando con entidades bancarias a cambio de no presentar potenciales demandas contra las mismas. Estas actuaciones contaron desde 2012 con el beneplácito del entonces secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin