Empresas y finanzas

Grupo Sanjose iniciará un procedimiento arbitral contra Perú por un contrato

Grupo Sanjose pondrá en marcha un procedimiento arbitral contra el Gobierno de Perú tras la resolución de un contrato para las obras de mejoramiento de la carretera Checca-Mazocruz, en la región de Puno, al considerar que los motivos alegados para dicha resolución "carecen de fundamento", según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, se hace referencia al contrato que Proyecto Especial de Infraestructura de Transporte Nacional (Provías Nacional), dependiente del Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Perú, adjudicó en 2018 a la constructora San José para la mejora de esta carretera, una infraestructura de 73 kilómetros de longitud que incluía la construcción de cuatro puentes en una altitud cercana a los 4.000 metros.

Provías Nacional ha justificado la resolución del contrato en un supuesto incumplimiento del mismo. No obstante, desde Grupo Sanjose han adelantado su intención de solicitar el inicio del procedimiento arbitral previsto en el contrato al considerar que los motivos alegados para la rescisión del mismo "carecen de fundamento".

Aunque el importe de la cartera pendiente de ejecución a esta fecha asciende aproximadamente a 30,5 millones de euros, la compañía advierte de que en estos momentos "no es posible evaluar" el efecto que este conflicto contrartual prueda tener en los resultados de la sociedad.

Balance de la compañía

Grupo Sanjose registró un beneficio neto de 18,2 millones de euros hasta septiembre, lo que implica un aumento de las ganancias del 1,5% respecto al mismo periodo del pasado año, según informó la constructora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El importe neto de la cifra de negocios alcanzó los 688,5 millones de euros, tras registrar un crecimiento del 34,9%, impulsado por la línea de Construcción, que representa un 89,5% del total ingresado y el 70% de la cartera total a cierre del tercer trimestre.

El resultado bruto de explotación (ebitda), por su parte, se vio impulsado un 36,8%, hasta los 44,4 millones de euros, representando un margen del 6,4% sobre el importe neto de la cifra de negocios.

En cuanto a la deuda neta a cierre del tercer trimestre, ésta se situó en 59,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 9% en relación a la registrada a cierre del pasado año, cuando alcanzaba los 65,7 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin