Empresas y finanzas

BlackRock abronca a Siemens por participar en un proyecto minero en Australia

Foto de archivo

La firma de inversión BlackRock ha reprendido a la empresa alemana Siemens por el controvertido papel que ha jugado ésta en un proyecto de minería de carbón en Australia. Este extraño movimiento de la firma de inversión se produce ante la creciente preocupación de la sociedad y los inversores por el medio ambiente. Sin embargo, las críticas de Blackrock también han estado rodeadas de polémicas, pues la firma de inversión forma parte del accionariado de Siemens y no mostraron signos de oposición en ningún momento a las decisiones de la gerencia del holding alemán.

No obstante, esta ha sido la intervención más destacada en este sentido de la gestora de fondos, tras anunciar el mes pasado que colocaría la sostenibilidad medioambiental "en el centro de su posición de inversión".

El gestor de activos más grande del mundo ha acusado este jueves a una de las compañías industriales más grandes de Alemania por no haber tenido en cuenta la "amplitud de riesgos medioambientales" que se asumían en la firma de un acuerdo para apoyar la construcción de la infraestructura necesaria en la mina de carbón Carmichael en Queensland.

En diciembre, Siemens firmó un contrato de 18 millones de euros para proporcionar sistemas de señalización ferroviaria para Carmichael, que rápidamente se convirtió en objeto de críticas por partes de activistas y ecologistas. Finalmente, el esta controvertida  participación ha desencadenado una campaña global para obligar a la compañía a retirarse del acuerdo.

"Aunque (Siemens) ha realizado un proceso de revisión interna del proyecto, está claro que requiere una revisión más exhaustiva de los riesgos potenciales, incluidos los riesgos ESG (Environmental, Social and Governance), y de proyectos futuros", añadió el gestor de activos.

La crítica se produce un día después de la reunión anual de Siemens en Munich, que estuvo dominada por discursos de inversores institucionales iracundos, y que contó con la presencia de jóvenes activistas procedentes de Alemania y Australia.

Joe Kaeser, director ejecutivo de Siemens, que había asegurado anteriormente que la compañía nunca debería haber firmado el acuerdo de Carmichael, comentó en la reunión que la gerencia "no fue capaz de ver el problema con una perspectiva más amplia".

BlackRock espera que sus críticas a uno de los grupos industriales más grandes de Europa muestren que está prepara para ser más duras con las empresas que que no se están tomando los riesgos ambientales y de sostenibilidad lo suficientemente en serio.

A pesar de la intervención, BlackRock, liderado por el presidente ejecutivo Larry Fink, también tuvo que lidiar el pasado jueves con varias críticas por respaldar todas las resoluciones de los gerentes de Siemens en varias juntas de accionistas.

BlackRock "votó a favor del CEO Joe Kaeser y de la junta de Siemens. Esto deja en evidencia claramente las promesas de Larry Fink de promover la sostenibilidad como un lavado verde contundente ", arguyó Greenpeace Alemania en un comunicado.

En la víspera de la reunión de Siemens, los manifestantes atacaron la sede de BlackRock en Frankfurt. Los manifestantes prendieron una gran roca de cartón que representaba el carbón y ondearon pancartas que proclamaban "Stop Adani" y "BlackRock: ¡tus activos están en llamas!"

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin