Empresas y finanzas

La producción de aviones comerciales crecerá un 31% en 2020, hasta las 1.900 unidades, según Deloitte

Foto: Reuters

La producción de aviones comerciales crecerá un 31% en 2020 hasta alcanzar las 1.900 unidades, según el estudio '2020 global aerospace and defense industry outlook' realizado por Deloitte.

Según el informe, el sector de la aviación comercial ha experimentado un declive en las entregas de 2019 debido a problemas relacionados con la producción en ciertos modelos de aviones, en concreto, el Boeing 737 MAX. Sin embargo, en 2020-2021 las entregas se recuperarán, ya que se prevé que los aviones que han superado algunos desafíos relacionados con la producción entren de nuevo en servicio a principios de 2020.

Aunque la cartera de pedidos de aviones comerciales ha decrecido respecto a los niveles máximos de 2018, pasando de 14.700 aviones a algo más de 14.000 en septiembre de 2019, el informe prevé una recuperación del sector a partir de 2020 en adelante a medida que la demanda a largo plazo de aviones comerciales siga siendo sólida, con una estimación de producción de casi 40.000 unidades en las dos próximas décadas.

El socio de Deloitte Oscar Martín ha señalado que los requisitos de producción son cada vez más exigentes tanto para defensa como para aviación comercial, por lo que la adopción de "nuevas y avanzadas" tecnologías son "muy importantes" para la industria, ya que le permitirá "hacer frente a la creciente demanda de productos más personalizados y en unos periodo más cortos de tiempo".

El estudio también analiza el sector de defensa, cuyo gasto mundial crecerá entre un 3% y un 4% en todo el mundo, hasta alcanzar los 1.900 millones de dólares (1.706,77 millones de euros), aproximadamente. En cuanto al sector aeroespacial, este recibirá inversiones constantes en tecnologías y servicios espaciales procedentes mayoritariamente de los gobiernos y de operaciones de capital riesgo.

Fusiones y adquisiciones

Por otro lado, el estudio prevé que la actividad en materia de fusiones y adquisiciones de la industria aeroespacial y de defensa aumente en 2020 debido a factores de crecimiento en áreas como mantenimiento, reparación y operaciones en avión comercial, vehículos no tripulados y autónomos o tecnología hipersónica, así como la necesidad de lograr escala.

En lo referente al mercado español, el socio responsable de la industria de Fabricación de Deloitte, Jordi Llidó, afirma que tras la integración de Alestis y Aciturri, "dos de los 'players' más relevantes del sector, se espera la progresiva consolidación de las empresas de menor tamaño en busca de una escala, cada vez más relevante para poder competir en nuevos programas y proyectos de las OEMs".

Por regiones, Estados Unidos seguirá siendo el principal motor de crecimiento para la industria aeroespacial y de defensa, aunque el crecimiento de pasajeros en todo el mundo y un entorno de seguridad internacional complejo darán lugar a que otras regiones contribuyan al rendimiento de la industria.

China es, por su parte, el mercado de aviación con un crecimiento más rápido a nivel global, con una demanda de 8.090 aviones en los próximos 20 años. Además, es el segundo país del mundo en gasto en defensa por detrás de EEUU, con un 14% de la inversión mundial. La India, por su parte, generará una demanda de 2.300 aviones en las próximas dos décadas.

En Europa, países como Francia, Alemania, Reino Unido o España también aumentarán el gasto en defensa, ya que Estados Unidos alienta a los países de la OTAN a destinar un 2% del PIB al gasto militar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.