Empresas y finanzas

El dispositivo móvil produce mayor riesgo de miopía en niños

  • Los menores pasan de media 2,79 horas frente a las pantallas
Madrid

Llega la Navidad y con ella los regalos. Muchos de ellos son dispositivos con pantalla (teléfonos o tabletas, sobre todo) y, dependiendo de la edad del receptor del obsequio puede que las consecuencias sean muy negativas. La franja de edad más peligrosa para recibir uno de estos aparatos tecnológicos es entre los 4 y los 10 años. Los perjuicios llegan de la mano de los problemas ópticos que generan el uso de estos objetos en ojos menores de 10 años, edad en la que se empieza a considerar que es maduro.

Un estudio encargado por la compañía Multiópticas revela que al 87,74% de los padres españoles les preocupa el tiempo que le dedican sus hijos a las pantallas. Sin embargo, se da la paradoja que esta preocupación no merma la cantidad de dispositivos que se regalan. Los problemas oculares que producen (sobre todo en menores de 10 años) es la aparición de miopía, el dolor de cabeza o la fatiga visual.

Los dispositivos no son malos de por sí, pero el uso de los mismos por menores deben estar más vigilados por los padres. Según el estudio, . el tiempo medio diario de exposición de los niños españoles a las pantallas (PC, Móvil, Tablet, etc.) es de 2,79 horas. "Se hace un uso muy excesivo y necesitaríamos reducirlo, al menos, a una hora o hora y media al día como máximo para que los problemas no fueran tan graves", explica José María Herce, óptico optometrista de Multiópticas.

El experto insta a dirigir la mirada a los países asiáticos, donde el uso de estos dispositivos entre menores está mucho más desarrollado que en España. "Hay una pandemia de miopía en aquellas zonas y en la edad adulta se agravan los problemas de visión", añade.

En España también se comienza a notar este abuso de los dispositivos con pantalla. Antes, la edad media de las primeras consultas a los oculistas era entre 10 y 12 años. Ahora, el rango ha disminuido y estos profesionales comienzan a ver por primera vez a niños de enter 6 y 7 años. "La consecuencia de este descenso para nosotros es clara: es producto del uso indiscriminado de estos dispositivos", explica Herce.

Dentro de estos productos se salva la televisión, aunque también se recomienda el uso moderado en niños. La razón principal entronca con una de las peores carácterísticas de los móviles o las tabletas para los usuarios: la distancia de uso. Según Herce, todo uso que se haga por debajo de los 40 centímetros de distancia empeora los pronósticos de miopía en los ojos. "Además, hay que tener en cuenta la iluminación ambiental, que sea buena y genere un buen contraste. Muchas niños utilizan estos dispositivos a oscuras en sus habitaciones y eso es muy perjudicial para el ojo. sobre todo si no está totalmente maduro", ahonda Herce.

A pesar de las preocupaciones que dicen mostrar losn padres y de las consecuencias negativas para los menores de 10 años, más de la mitad de los padres encuestados (52%) en el estudio de Multiópticas les comprará un dispositivo con pantalla a sus hijos como regalo de Navidad e invertirá, de media, 112 euros en la compra. "Se cae en la inercia del regalos tecnológico pero al menos se debería controlar su uso y llevar a los niños de entre 5 y 7 años a revisiones semestrales para poder corregir a tiempo cualquier problema", finaliza Herce.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin