Empresas y finanzas

La dueña de Altadis planta cara al cigarrillo electrónico de Marlboro

  • Imperial Brands lanza 'Pulze' para competir con el tabaco calentado de 'iQos
Un vapeador. Foto: Archivo.
Madrid

Imperial Brands se ha lanzado a competir con Iqos, el dispositivo de tabaco calentado de Philip Morris (Marlboro). La tabaquera británica, propietaria de Altadis, ha lanzado al mercado Pulze, su propio dispositivo, que inicialmente se vende solo en Japón, pero que se irá introduciendo gradualmente en otros mercados. Altadis contaba ya con Blu, un dispositivo de vapeo que lleva nicotina pero no tabaco.

Tanto en el caso de Iqos como en el de Pulze sí contienen tabaco, pero al contrario de lo que sucede con el cigarrillo tradicional, no hay un proceso de combustión, sino de calentamiento, por lo que, según distintos estudios científicos, serían potencialmente menos dañinos para la salud.

Inversión

Tras una inversión de más de 6.000 millones de euros en el desarrollo de nuevos dispositivos, las tabaqueras han ido lanzando en los últimos años tanto vapeadores como cigarrillos electrónicos e incluso ha desembarcado también con fuerza un nuevo operador, la norteamericana Juul, que está comercializando un vapeador.

Aunque todavía no está claro cuál de los dos dispositivos acabará por imponerse en el mercado, si el cigarrillo electrónico de tabaco calentado o el vapeador, en el sector apuntan ya que estas innovaciones facturarán el año que viene un total de 30.000 millones de dólares (25.500 millones de euros). Ambos productos han tenido en cualquier caso buena acogida entre los estancos. De hecho, las expendedurías defienden la llegada de la tecnología y la innovación al sector y la convivencia de todos los productos.

Publicidad

El lanzamiento de este nuevo producto por parte de Imperial Brands demuestra, según la compañía, que no tienen nada contra este tipo de productos, pero sí con que se haga publicidad de los mismos, algo prohibido por la ley, teniendo en cuenta que contienen tabaco.

Altadis denunció, de hecho, a Philip Morris por publicitar Iqos y el juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha condenado a la propietaria de Marlboro por haber realizado "actos de competencia desleal consistentes en publicidad ilícita del dispositivo Iqos y el tabaco Heets", obligándole "a cesar en la realización de dichos actos, en concreto, en la campaña de comunicación relativa a dichos productos en los términos en que se ha venido desarrollando, así como a reiterarlos en el futuro".

Tras enviar una carta a Philip Morris el 15 de enero de 2018, requiriéndole que reconociera públicamente que su campaña de comunicación infringía la ley y que se comprometiese a cesar en su conducta, Altadis decidió presentar una demanda a finales de ese mes, al considerar que la dueña de Iqos estaba cometiendo actos de competencia desleal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.