Empresas y finanzas

La aviación invertirá 5.500 millones en pedidos hasta 2038

  • Boeing y Airbus calculan que se necesitarán 40.000 aeronaves en 20 años
Un Airbus A-380. Foto: Dreamstime

El fabricante estadounidense aeronáutico Boeing y el consorcio europeo Airbus han publicado sus previsiones sobre el número de aviones que van a precisar las compañías aéreas en los 20 años próximos, hasta 2038, tanto para la renovación de flotas, como para la ampliación de las mismas.

La situación de semicrisis que han planteado algunas de las aerolíneas en este año, caso del cierre de uno de los mayores turoperadores del mundo, Thomas Cook, con aparatos propios, además de su relación con Condor, así como la situación de las low cost Ryanair que está ajustando sus bases , y los trayectos en varios países, así como el cierre de conexiones por parte de la también aerolínea de bajo coste, Norwegian, no preocupa a estos dos gigantes aeronáuticos, que basan sus proyecciones a 20 años en ese 4,3% de crecimiento anual de pasajeros que se van incorporando como usuarios del avión. Hay que recordar que de acuerdo con las cifras de la Asociación Internacional de Compañías Aéreas (IATA), 2018 se cerró con más de 4.000 millones de personas que se movieron por el mundo empleando como medio de transporte los aviones.

Las dos proyecciones -dos informes comerciales a 20 años- Outlook Market de los fabricantes apuntan a un número nuevo de unidades, de unas 40.000, hasta 2038. Boeing apunta como número 44.040 aviones, mientras que Airbus lo rebaja hasta los 39.210. Pasando de los 23.000 aviones que en la actualidad vuelan por los cielos del mundo, a una flota global de cerca de los 48.000.

De las nuevas unidades, se calcula que el 36% corresponderán a reemplazos en flotas obsoletas, y el 64% a nuevas incorporaciones a las mismas. Las cifras se mueven en el entorno de unas 14.210 unidades en el primer caso, y de 25.000 en el segundo, quedando de los actuales en las flotas, unos 8.470 aviones.

Las inversiones que se prevén tengan que llevar a cabo las compañías aéreas en la adquisición de estas nuevas unidades bien sea de compra directa como a través de las operaciones de leasing, se sitúan en unos 4.900 millones de dólares, según Airbus, y de 6.810 millones de dólares de acuerdo a la proyección de mercado de Boeing.

Los aviones que tienen pasillo único, y que son conocidos técnicamente como de fuselaje estrecho, son los más demandados por las compañías de aviación por ser los que cubren los vuelos cortos, sobre todo los domésticos y los de medio rango. De este tipo Boeing considera que se van a precisar en los próximos veinte años al menos 32.420 unidades, mientras que Airbus los califica como S y apunta un total de 29.720 aviones. Su coste a precio de catálogo oscila entre los 3.775 millones de dólares y los 2.500 millones de dólares.

El fabricante estadounidense ofrece el modelo B737, que ha remozado en los últimos años con la versión next generation, que ahora combustible y que arroja menos contaminación a la atmósfera. Hay al menos cinco versiones de él, y se trata del avión más vendido del mundo. Por parte de Airbus se ofrece el modelo A320 (A319, A320, A321 y las nuevas versiones Neo).

De doble pasillo

En cuanto a los aviones de doble pasillo, o de fuselaje ancho, con mayor capacidad, y una autonomía prevista para el largo radio, Boeing calcula que serán necesarios 8.340 unidades nuevas; mientras que Airbus apunta a un total de 5.370 aviones. El coste aproximado a precio de catálogo oscila entre unos 2.630 millones de dólares y 1.600 millones de dólares. En este apartado destacan el modelo estadounidense B767, también con su versión next, y el europeo A330, también remozado con menor peso y mayor ahorro de uso de combustible y menor contaminación.

Hay también otro tipo de avión de doble pasillo que puede superar los 350 asientos e incluso los 400, y que se suelen emplear para grandes rangos de conexiones, sobre todo transoceánicos. De estos, las compañías necesitan menos por el uso que les dan. En el caso de la proyección llevada a cabo por Boeing, se puede hablar de la compra de 1.040 unidades, mientras que en el caso de Airbus, se llega a los 4.120 aparatos. Los modelos que pueden llegar a incluirse en esta categoría son los B747 y B777, así como el nuevo B787; mientras que Airbus lo fía todo al nuevo A350, y a las menores unidades que vende del gigante A380, capaz de llevar a bordo más de 500 pasajeros. El valor de las ventas de este tipo de avión oscila entre los 300.000 millones de dólares y los 800.000 millones de dólares.

En lo que se refiere a la demanda por parte de las regiones, tanto Boeing como Airbus coinciden en que será Asia-Pacífico, la que necesitará una mayor cantidad de unidades, 17.390 según el fabricante estadounidense, con una inversión de 2.830 millones de dólares; y 16.540, según el consorcio europeo, con un coste de 1.829 millones de dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0