Empresas y finanzas

Correos, en pleno movimiento sostenible

  • El 100% de la energía utilizada por Correos procede de fuentes renovables
  • La empresa cuenta con una flota de 600 vehículos eléctricos
  • En un año ha conseguido reducir en un 28% las emisiones por envío
Imagen: Entrega de un paquete de Correos

La compañía postal y de paquetería demuestra que su plan de sostenibilidad tiene reflejo en la cuenta de resultados: solo en sus edificios ha reducido el consumo eléctrico en un 16%

Dice el paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga que "en el siglo XXI se suponía que íbamos a ir en coches voladores y al final resulta que vamos en bicicleta". Tras su afirmación cargada de ironía se esconde una realidad incontestable: la transición energética hacia fuentes más renovables es una tendencia imparable. Los acuerdos internacionales de las cumbres sobre el clima (Kioto, París…) han marcado la hoja de ruta hacia la descarbonización y la reducción de emisiones de gases contaminantes. En esto, como en casi todo, de poco sirven los compromisos de los Gobiernos si luego las empresas y los ciudadanos no secundan esas iniciativas. Es más, el papel de las compañías es clave. Entre todas ellas, vamos a fijar la vista en esta ocasión en Correos, que puede servir de ejemplo de lo que una empresa tradicional -cumplidos los 303 años de actividad- puede aportar en sostenibilidad.

La compañía postal, a la que muchos darían por acabada con el auge del correo "electrónico", se ha modernizado gracias a la explosión de este tipo de comercio. A un ambicioso plan de digitalización de su gestión y de sus 2.400 oficinas, también de adaptación a los nuevos tiempos y necesidades de los clientes, se suma su notable compromiso con el medio ambiente. Todo ello está logrando el respaldo de las cuentas, pues en 2018 gestionó un 61 por ciento más de envíos, superando los 160 millones. También los ingresos aumentaron por encima del 15 por ciento en el primer semestre de este 2019, con respecto al mismo periodo de 2018. Y es que estas medidas se traducen también en cuantiosos ahorros.

En 2018 gestionó un 61 por ciento más de envíos, superando los 160 millones

Santiago Muñoz Cumplido, Responsable de Sostenibilidad de Correos, destaca que, entre las distintas acciones que han puesto en marcha, desde 2018 el 100 por cien de la electricidad utilizada por la empresa procede de fuentes renovables. Reconoce que también se trata de "hacer un uso eficiente de la energía". "Fundamentalmente, gracias al compromiso de los trabajadores, ya que la mayor parte de medidas implantadas tienen que ver con la manera en la que los empleados utilizan la energía, es algo que se concreta en regular temperaturas, cerrar puertas y ventanas…", añade. Todo ello ha permitido reducir el consumo eléctrico en edificios hasta en un 16 por ciento.

Conducción eficiente

El esfuerzo de la plantilla también se hace notar gracias a los cursos de conducción eficiente que ha recibido y que estima puede conseguir un ahorro del 10 por ciento en combustible. Combustible es casi un decir, pues 470 de los vehículos con los que opera la empresa son ya eléctricos, una de las mayores flotas de este tipo en el sector de logística. También tiene en pruebas dos furgonetas "dual fuel" de gas natural y diésel y está desarrollando un proyecto piloto sobre tecnología del gas licuado del petróleo (GLP) en cuatro cabezas tractoras de rutas de larga distancia.

Los paquetes que gestiona ahora emiten un 28 por ciento menos de dióxido de carbono

Si sumamos los ahorros de cada una de las medidas que tienen incluidas en su plan de sostenibilidad, Correos concluye que los paquetes que gestiona ahora emiten un 28 por ciento menos de dióxido de carbono (CO2) de lo que emitían el año pasado, sobre todo gracias a la energía renovable y al aumento de paquetería. Desde la compañía nos explican que están trabajando sobre todo en tres ámbitos. Por un lado, se trata de reducir las emisiones contaminantes generadas por la actividad, principalmente CO2 y aquellas que afectan a la calidad del aire en las ciudades (NOX y partículas PM10). En segundo lugar, están aumentando la eficiencia energética, tanto en los edificios que gestiona como a la hora de conducir los vehículos, reduciendo el consumo de combustibles fósiles. El tercer punto para definir este plano de sostenibilidad tiene que ver con la gestión adecuada de los residuos que genera, promoviendo una economía circular. Para poner en marcha este programa, el responsable de sostenibilidad añade que buscan "el punto óptimo combinando tres factores: operación, coste y medio ambiente".

Reforestar 19 bosques

Todo ello se concreta en iniciativas que permiten medir el impacto y el resultado de cada acción. Así, Correos ha sustituido los paquetes verdes por los embalajes de #LíneaBosques. Con ello, a partir de 2020, también contribuirá con -un céntimo a la prevención de incendios (en colaboración con organizaciones conservacionistas, como por ejemplo, WWF). En total, hasta ahora, se han plantado más de 92.000 árboles de especies autóctonas de cada entorno en los Bosques de Correos. También con el objetivo de reducir el impacto en el entorno, desde la compañía postal aseguran que los embalajes de cartón que comercializan en sus oficinas "son totalmente reciclados y reciclables, al tiempo que se minimiza el uso de tintas".

Esta política de sostenibilidad tiene, además, como apuntábamos más arriba, un premio que se refleja en las cuentas: ""gracias al compromiso de los empleados, y a raíz de una serie de medidas de concienciación, se logró reducir un 16% el consumo de electricidad en el período 2010-2018". Así lo reconocen desde la compañía para animar a otras empresas a seguir sus pasos. Como el plan sigue avanzando, durante este año se están instalando luces LED en los grandes centros de trabajo, "lo que esperamos que lleve asociado una fuerte reducción en el consumo, aunque no se verá reflejado en las emisiones", añade Muñoz Cumplido.

"Como compañía referente en servicio público y logística, Correos se siente obligada a tratar de innovar y desarrollar nuevas tecnologías que respeten el entorno. En este sentido está liderando el proyecto europeo POSTLowCIT, con el que se pretende validar diferentes combustibles alternativos y desarrollar un sistema de información que permita optimizar la entrega de última milla", explican desde la compañía.

También Correos fue una de las primeras empresas en incorporarse en 2014 al Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono, que impulsa el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Aunque, desde un año antes, ya venía reportando de forma voluntaria sus principales indicadores medioambientales a CDP, la organización internacional que elabora los índices de desempeño en la gestión del cambio climático.

La compañía también participa desde 2008 en el programa Environmental Measurement and Monitoring System (EMMS) de International Post Corporation (IPC). En este caso, el objetivo que se propuso fue disminuir las emisiones de CO2 en el sector postal en 2020, logrando el objetivo en 2018. En esta línea de reporte y transparencia, desde 2016 comparte datos de su desempeño medioambiental a la Unión Postal Universal. Asimismo, la empresa postal y de paquetería pertenece a la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) desde 2016 y a la Asociación Ibérica del Gas Natural para la Movilidad (gasnam) desde 2017.

La flota mide el impacto del Gas Natural Vehicular

Una de las vías en la carrera hacia la descarbonización de la energía y mejora de la calidad del aire pone el foco en el gas natural. También aquí Correos tiene algo que decir, con el proyecto ECO-GATE, uno de los más importantes en los que trabaja la compañía postal. Liderado por Naturgy, se trata de un plan de acción global que busca el desarrollo de la tecnología que permita una movilidad con el gas natural vehicular (GNV) en Europa. Correos prueba y analiza esta tecnología en sus furgonetas de media distancia y de última milla. El proyecto piloto está centrado en el gas natural comprimido (GNC) y el estudio irá acompañado de un análisis operativo, económico, energético y ambiental de este combustible alternativo. Para ello, durante un año, la empresa postal va a comparar en operación real el consumo en tres tipos de vehículos que utilizan distintos combustibles: diésel, diésel transformadas a GNC y GNC nativas. Así podrá concluir qué tecnología se adapta mejor a cada tipo de ruta. Una vez concluido el período de prueba, Correos tiene previsto analizar el alcance que la tecnología del GNC puede suponer entre sus más de 4.300 furgonetas. "Con su estrategia a favor de las nuevas tecnologías aplicadas al transporte, Correos se posiciona como referente del sector logístico en la movilidad baja en carbono, una práctica que se está convirtiendo actualmente en una exigencia", añaden desde la compañía.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

dosenuno
A Favor
En Contra

Correos esta levantando el vuelo gracias a Amazon, pero yo de ellos no me las pintaría muy felices ya que ese monstruo no tardará mucho en no necesitarlos en la entrega de "ultima milla"

Puntuación 2
#1