Empresas y finanzas

IG favorece que sus clientes tengan mayor control sobre su riesgo

  • La operativa con IG puede ser a largo y a corto plazo, algo muy ventajoso con la volatilidad actual de los mercados financieros.
  • Un cliente informado invierte mejor, por lo que IG ha desarrollado un plan de formación anual.
Madrid

La idea de IG, que apuesta por la formación de sus clientes para que sepan hacer la mejor inversión, es ir introduciendo en su porfolio cada vez más productos para posicionarse como un bróker multiproducto. Esta empresa lleva en España desde 2007 ofreciendo Contratos por Diferencia (CFD). En marzo, puso a disposición de sus usuarios las barrera y las opciones vanilla.

Además de rentabilidad, ¿qué se busca a la hora de invertir el dinero ahorrado? Por lo general, que esa inversión sea fácil de llevar a cabo, que no nos produzca quebraderos de cabeza. El abanico de posibilidades para hacerlo es muy amplio. Una opción se encuentra en los productos derivados, que son instrumentos financieros cuyo valor deriva de la evolución de los precios de otro activo llamado subyacente (una acción, una cesta de acciones, un valor de renta fija, una divisa, materias primas o tipos de interés, entre otros).

En su caso, los Contratos por Diferencia (CFD) es una manera de operar en mercados financieros que no requiere la compraventa de ningún activo subyacente. Es un contrato en el que se estipula que el vendedor pagará o recibirá la diferencia de precio entre el momento de compra y el momento de cierre de la posición, lo que sería el final del contrato.

Se puede operar de forma estándar, generando un beneficio cuando los precios de un mercado suben. Del mismo modo, se puede abrir una posición corta con CFD, que generará un beneficio cuando el precio del mercado subyacente descienda.

Para entenderlo mejor, si creemos que las acciones de una compañía determinada van a caer, podríamos vender un CFD sobre acciones de dicha compañía. Seguiremos negociando sobre la diferencia de precio entre el nivel de apertura y de cierre, pero obtendremos un beneficio si su precio, como preveíamos, baja y una pérdida si el precio, por el contrario, aumenta. La mayoría de las operaciones con CFD no tienen fecha de vencimiento fija, sino que se cierran al realizar otra operación en la dirección contraria a la de apertura.

Como recuerda la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los derivados "son productos sujetos al efecto apalancamiento, ya que la inversión inicial necesaria es reducida en comparación con la exposición al subyacente que se obtiene, por lo que los resultados pueden multiplicarse, tanto en sentido positivo como negativo, en relación con el efectivo desembolsado". La CNMV los cataloga como "productos de riesgo elevado". La CNMV considera que las Barrera no son convenientes para inversores minoristas.

Limitar el riesgo

Si bien, hay maneras de invertir en estos productos limitando el riesgo. IG, proveedor de trading online que ofrece multitud de oportunidades en miles de mercados financieros a través de su intuitiva plataforma y sus apps, encuentra el tipo de apalancamiento que más se ajusta a las necesidades de cada uno con sus nuevas barrera. Sus clientes poseen un gran control sobre su riesgo y la operativa es flexible en cuanto al plazo de inversión (a corto o a largo plazo), según las necesidades de los clientes, algo muy ventajoso teniendo en cuenta el aumento de la volatilidad de los mercados financieros que estamos viviendo.

Uno de los pilares de IG es la formación. Creen que un cliente informado invierte mejor, por lo que han desarrollado un plan de formación anual y ponen a su disposición Academia IG, una herramienta gratuita diseñada para ayudarle a convertirse en un mejor inversor. Hay una variedad amplia de cursos y webinarios y solo se necesita una cuenta demo para comenzar a aprender de trading con ellos.

IG lleva en España desde 2007 ofreciendo CFD. Es decir, productos derivados que permiten especular sobre si el precio de un activo va a subir o bajar. IG da la posibilidad a sus clientes a invertir con apalancamiento (el proveedor solo pide una parte del valor total de la posición, el resto de la inversión es cubierto por el bróker) en los mercados financieros. Este año, en marzo, lanzó las barrera y las opciones vanilla.

Las barrera son productos que permiten hacer trading controlando el riesgo y el apalancamiento en una variedad de mercados. Las barrera de IG son las denominadas knockout. Si el mercado subyacente sobre el que se basa la opción alcanza una barrera predeterminada, la opción finaliza y se cerraría la posición, haciéndose efectiva la pérdida que hemos fijado como máxima en el momento de apertura de la posición. En cambio, el beneficio puede ser ilimitado si la tendencia se mueve a nuestro favor.

En el caso de las opciones vanilla, son contratos que permiten posicionarse sobre el movimiento de un activo subyacente. Cuando se compra una opción se tiene el derecho, aunque no la obligación, de comprar o vender una cantidad determinada de un instrumento financiero por un precio concreto y en una fecha predeterminada. Las opciones vanilla son similares a los contratos futuros en este sentido. La diferencia radica en que no se tiene la obligación de ejecutar una operación si no se quiere hacer.

**El 74% de las cuentas de inversores minoristas pierde dinero en la negociación de CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Las opciones son instrumentos financieros complejos y su capital está en riesgo. Puede sufrir pérdidas rápidamente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0