Empresas y finanzas

Ebro Foods vende por 57,5 millones su división "bio" a la sueca Midsona

La española Ebro Foods, uno de los grandes gigantes mundiales en el segmento del arroz y la pasta, ha vendido su división de alimentación "bio" por 57,5 millones de euros a la compañía sueca Midsona.

El acuerdo, anunciado hoy en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), supone la salida de Ebro Foods del mercado de alimentación ecológica, una apuesta calificada de estratégica por la firma en 2017 y 2018, que ahora abandona.

La compañía ha indicado que la decisión se explica por "la fuerte inversión necesaria para alcanzar una posición relevante en el negocio de la alimentación bio".

"Está siendo difícil crecer; antes todo se vendía en cadenas de distribución especializada y ahora hay nueva competencia con la entrada de nuevos actores", declaraba a principios de junio pasado su presidente, Antonio Hernández Callejas, quien reconoció que esta apuesta entraba en un "momento de reflexión", tras la irrupción en este sector de las cadenas de supermercados.

Además, esta venta "permitirá a Ebro concentrar sus recursos en reforzar sus negocios premium, fresco y en el segmento de conveniencia, en los que es líder mundial", han subrayado hoy sus responsables.

De esta forma, la empresa se desprende de "Alimentation Santé", integrada por sus filiales Celnat, adquirida en enero de 2016 por 25,5 millones, y Vegetalia y Satoki, compradas por 15 millones un año más tarde, lo que supuso una inversión total de 40,5 millones de euros.

Ebro Foods ha informado de que el valor de la transacción (57,5 millones de euros) es "libre de caja y deuda", y está previsto ejecutar la operación el próximo 1 de octubre.

Según sus datos, Alimentation Santé y sus filiales registraron una facturación neta de 35 millones de euros en 2018, con presencia en el mercado "bio" de cereales, productos vegetarianos y alternativas a la carne con base vegetal.

La firma compradora, Midsona, ha indicado en otro comunicado que espera que Alimentation Santé -que cuenta con una plantilla de unos 150 empleados- cierre 2019 con unos 40 millones de euros en ventas y un Ebitda ajustado de unos 5 millones de euros, además de cuantificar las sinergias con el resto de divisiones del grupo en el entorno de dos millones de euros.

La operación se enmarca en la apuesta de Midsona -con unas ventas de 271 millones de euros anuales y 525 empleados- por expandirse por Europa, especialmente en Francia y España, en el segmento de la alimentación orgánica y en las alternativas vegetales a la carne.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0