Empresas y finanzas

Bruselas multa a Qualcomm con 242 millones por vender chips por debajo del precio de mercado

  • Su posición dominante buscaba expulsar del mercado a la competencia

La Comisión Europea (CE) impuso este jueves una multa de 242 millones de euros al fabricante de procesadores estadounidense Qualcomm por vender a precios abusivos, por debajo de los costes de producción, los chipsets (circuitos integrados auxiliares) de banda base 3G.

Según explicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado, la compañía abusaba de su posición dominante con el objetivo de expulsar del mercado a su competidora, la multinacional británica Icera, lo cual es ilegal de acuerdo con las normas de competencia de la Unión Europea (UE).

"Los chipsets de banda base son componentes clave para que los dispositivos móviles se puedan conectar a internet", declaró la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Vestager, que presentó la decisión en una rueda de prensa, añadió que la venta "a clientes clave" de esos productos a precios inferiores al coste de producción por parte de Qualcomm impedía la competencia e innovación y limitaba la oferta disponible para los usuarios en el sector.

Al permitir a los teléfonos inteligentes y a las tabletas conectarse a redes móviles, los chipsets de banda base se usan para transmitir mensajes de voz y datos, pero la decisión del Ejecutivo comunitario afecta solo a los de tercera generación (3G).

Pretendía expulsar del mercado a Icera

La Comisión concluyó que Qualcomm tuvo una posición dominante en el mercado global de esos dispositivos entre mediados de 2009 y mitad de 2011, cuando vendió ciertas cantidades de tres de sus "chipsets" de banda base 3G por debajo del coste de producción a las empresas chinas Huawei y ZTE, "dos clientes estratégicamente importantes", según Bruselas. Esa actuación pretendía expulsar del mercado a Icera, según el Ejecutivo comunitario.

La CE precisó que esa conducta tuvo lugar cuando la compañía británica se estaba convirtiendo en un suministrador "viable" de esos productos 3G "con alto rendimiento en velocidad de datos", lo que convertía a Icera en "una amenaza creciente" para Qualcomm.

Así, Bruselas concluyó que las acciones de Qualcomm perjudicaron "gravemente" la competencia. De hecho, en mayo de 2011 Icera fue adquirida por la tecnológica estadounidense Nvidia, que decidió liquidar la división de "chipsets" de banda base en 2015.

La multa de 242 millones de euros tiene en cuenta "la duración y gravedad de la infracción", representa el 1,27% de la facturación de Qualcomm en 2018 y pretende también disuadir a las demás empresas en el mercado de llevar a cabo iniciativas similares en el futuro, explicó la Comisión.

El Ejecutivo comunitario también indicó que aunque el dominio en el mercado no es por sí solo ilegal, las empresas líderes tienen "una especial responsabilidad de no abusar" de su posición.

En 2018, la CE ya multó a Qualcomm con 997 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado de los "chipsets".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0