Factoria 4.0

La digitalización permite a Sacyr controlar las obras con un clic

  • Introduce herramientas de mejora como la sensorización o la realidad virtual
Foto: iStock

El cambio cultural y la formación son críticos para que la gente le pierda el miedo a la tecnología y la vea como una herramienta para ser más competitivos. Así nos lo explica el responsable de llevar a cabo esa transformación en una compañía como Sacyr. "Otro elemento importante es que la gente perciba que todos podemos ser un poco más digitales y un poco más innovadores y que esto está lejos de ser ciencia ficción", añade Víctor de Ávila, director de Estrategia y Desarrollo Corporativo. En este viaje que estamos realizando para conocer cómo empresas de muy distintos sectores están abordando ese proceso de digitalización, esta vez nos detenemos en una firma cada vez más diversificada. La constructora y concesionaria de infraestructuras reconoce que su proceso de transformación hacia la digitalización es relativamente reciente. Sin embargo, cuando vamos profundizando departamento a departamento comprobamos que ya están implementando herramientas de todo tipo y con fines diversos. | Más noticias en la revista digital gratuita elEconomista Factoría 4.0.

"Se está llevando a cabo a dos velocidades y en dos ámbitos distintos. El primero es el ámbito de las actividades core de los negocios. En este caso, estamos implantando proyectos que hacen uso de tecnologías que permiten a las personas con responsabilidades sobre la cuenta de resultados y las operaciones ser más eficientes y competitivos. Incluso aprovechar la posibilidad que nos dan las tecnologías digitales de desarrollar nuevos negocios", explica De Ávila. En un segundo campo, el de los sistemas transaccionales apoyados en los sistemas legacy -ERP, Nómina, mail, BBDD, RPA, etc- están actualizando y modernizando la infraestructura de base para ponerla al día para dotar de la información necesaria a los negocios y poder aprovechar la potencia analítica del Big Data.

La digitalización en las obras

El director de Estrategia y Desarrollo Corporativo de Sacyr explica a elEconomista que son muchos los ejemplos en los que se van apreciando esos cambios. Así, en los grandes proyectos de obras civiles o industriales, están dotando a los gerentes de contrato, lo que se conocía antes como jefes de obra, de herramientas de movilidad que les permitan en todo momento tener la información actualizada en la palma de su mano sobre el avance de la obra. También así están conectados con los principales participantes de sus proyectos, ya sean los clientes, autoridades, proveedores, subcontratistas, empleados... "Esto permite hacer más transparente las responsabilidades de cada persona en cada una de las actividades del proyecto, dotándolos de una comunicación directa y muy enfocada a sus tareas, además de poder hacer en línea un seguimiento del avance del proyecto, con planos actualizados, georeferenciados y en breve con realidad virtual y realidad aumentada", explica.

Si hablamos de ciudades inteligentes, Sacyr está instalando sensores en contenedores de residuos para saber en todo momento en qué situación se encuentran en cuanto a capacidad, ubicación, temperatura... Con esto consiguen una gestión dinámica de los recursos para cumplir de una forma más efectiva los requerimientos y necesidades en los contratos de recogida y limpieza de las ciudades. Además, en algunas de las urbes en las que prestan este tipo de servicios, a través de una aplicación para dispositivos móviles, los propios ciudadanos se convierten en inspectores virtuales y contribuyen de forma activa con el envío de información georeferenciada a los centros de operaciones de Sacyr para así reclamar que se eliminen pintadas, sustituir papeleras rotas, mejorar la limpieza viaria...

Si saltamos a otra área, esta vez la de gestión de infraestructuras, las herramientas elegidas para modernizar la gestión son la realidad virtual y el denominado Building Information Modeling, más conocido en el sector como BIM. Esta última es un software que permite monitorizar un edificio o infraestructura durante todo el ciclo de su vida y detectar cualquier incidencia para mejorar su conservación. Explica Víctor de Ávila que ayudarán al "soporte remoto de los trabajadores que realizan operaciones de campo reduciendo así los desplazamientos de expertos desde las oficinas para realizar trabajos en tareas especializadas".

En cuanto a la gestión del conocimiento en un grupo tan disperso geográficamente, con operaciones en una veintena de países, "se están implantando herramientas de Inteligencia Artificial para hacer accesible y de forma muy amigable el conocimiento experto indistintamente de donde esté la persona o los documentos a consultar. En este tipo de tecnologías que utiliza algoritmos basados en redes neuronales la aplicación auto-aprende a lo largo del tiempo para ir evolucionando y actualizando dicho conocimiento a medida que la organización vaya evolucionando", añade el director de Estrategia y Desarrollo Corporativo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0