Agro

Marruecos y Turquía trituran al tomate español

  • La entrada masiva desde estos dos países provocan una caída de precios
Imagen de Corbis

Los efectos del veto ruso continúan y están afectando particularmente al tomate, que pasa por una situación complicada. Sólo en los últimos tres años se han perdido en Almería unas 3.000 hectáreas debido al abandono de los agricultores por los bajos precios. Esta provincia, con unas 10.000 hectáreas y una cosecha cercana al millón de toneladas, es la primera productora de tomate fresco de España, concentrando casi la cuarta parte de la producción nacional. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Agro

Especialidades como el tomate Pera, Cherry o Cocktail, que iban principalmente al mercado ruso, las tiene que absorber el mercado europeo, que no está dispuesto a pagar por estas variedades un valor añadido que sí pagaban los rusos. "Por la variedad tipo Pera se está pagando actualmente al agricultor unos 30 céntimos por kilo, cuando los costes de producción son unos 35 céntimos. Y esos 30 céntimos es el precio más alto que se ha llegado a pagar durante toda la campaña", denuncia Francisco Vargas, presidente de Asaja Almería.

El Cherry pasa por la misma situación; con unos costes de producción en torno a 1-1,10 euros/kilo, los agricultores perciben unos 80 céntimos de media. "La única excepción es el tomate en rama por el que ahora se paga 80 centimos/kilo cuando los costes están sobre los 40 céntimos. Aunque hay que tener en cuenta que estos precios se han empezado a pagar hace 15 días después de unas medias a la baja", explica Vargas.

Veto ruso

El efecto del veto ruso afecta a los productores de tomate españoles por partida doble. Los problemas políticos entre Rusia y Turquía han cerrado las fronteras también al tomate turco que abastecía, junto con el nuestro, sus mercados. Este tomate, de peor calidad que el nuestro, ha empezado a entrar abaratando los precios.

Frente al nuestro de mayor calidad y que tiene que pasar controles más estrictos, nos encontramos con una entrada masiva de tomate, tanto de Marruecos, como de Turquía principalmente, que no cumplen los mismos controles de seguridad alimentaria y trazabilidad. "A cambio de que Turquía controle la frontera de Siria por el problema de los refugiados, se compra de forma preferencial tomate turco de peor calidad y que tiene problemas de residuos de fitosanitarios que aquí están prohibidos", cuenta con preocupación el presidente de Asaja Almería.

Esta situación de precios bajos es aprovechada por algunos operadores de la distribución que, segura de tener existencias, presiona con precios a la baja. "Principalmente Aldi y Lidl se han hecho fuertes y a los productores que se niegan a vender a esos precios les castigan sin comprarles durante semanas". Mientras, los agricultores miran con preocupación su cuenta de resultados porque, terminando la campaña, apenas han recuperado 30.000 euros de los 55.000 que cuesta producir una hectárea.

comentarios9WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 9

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ernesto
A Favor
En Contra

¿También es culpa de Manuela Carmena?

Puntuación -31
#1
Ramon 5
A Favor
En Contra

Y Tanto Turquia como Marruecos utilizan pestizidas que hace años que estan prohibidos en la Union Europea.

Pero esto no importa... los importamos y los compramos igual porque son mas baratos.

Puntuación 68
#2
Juan
A Favor
En Contra

Y si no son Marruecos y Turquía, será Holanda que cultiva tomates sin pesticidas, sin tierra y con una rentabilidad superior a las tierras de El Ejido.

Menos quejarse y más espabilarse!!

Puntuación 18
#3
Esta es fácil
A Favor
En Contra

En Españikistan este producto es tan caro por la cantidad de intermediarios que hay. Si los agricultores se unieran para evitar esto, los precios caerían y Marruecos y Turquía no venderían nada aquí.

Sufren los agricultores + sufre el consumidor = sinvergüenza intermediario.

Puntuación 57
#4
mm
A Favor
En Contra

pues ye tenemos dos hipers donde no ir

Puntuación 16
#5
Usuario validado en elEconomista.es
Ivano
A Favor
En Contra

y despues te obligan a sacarte el carnet de fitosanitarios por si compras herbicida para quita las ortigas del huerto que tienen los abuelos.. sin comentarios

Puntuación 26
#6
agricultor
A Favor
En Contra

la culpa es nuestra si estubiesemos unidos como nuestros vecinos franceses esto no pasaria, primero se vende lo nuestro y si falta se trae de fuera camion que cruza frontera sin permiso pues metodo frances.........

Puntuación 22
#7
desde Málaga
A Favor
En Contra

Intereses y más intereses para los interesados..., sí, esos que mandan en nuestros políticos que no mandan pero sí hacen como los que gobiernan y les pagamos por no hacer nada.

Los tomates entran en España porque existen convenios internacionales...

Puntuación 8
#8
leo
A Favor
En Contra

No 7, la culpa es nuestra por ser el perro faldero de USA y apoyar las sanciones. Es por eso que Rusia respondió.

Asi que ajo y agua. Se veía venir.

Puntuación 3
#9